1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

¡Disfrute la impuntualidad!

La impuntualidad le depara a la empresa alemana de transportes ferroviarios grandes problemas de reputación. Pero mientras la empresa resuelve sus problemas internos, usted puede aprovechar el tiempo de su viaje.

default

Viajar por tren en Alemania: idílico pero demorado.

La puntualidad es inherente al carácter alemán. Este es uno de los calificativos casi "míticos" adjudicados a la sociedad alemana. La verdad es que Alemania es más normal de lo que muchos creen. Aquí también se cuecen habas.

Una cosa es válida. Aquí, como en cualquier otra parte, es mejor no hacer esperar a nadie. Un retraso a una cita, ya sea con el médico o con un/a amigo/a, en Alemania es tomado como una falta de respeto. Amén de que si usted tiene una cita con el dentista y no aparece sin cancelarla, está obligado a pagarla como si hubiera estado allí.

Todos los convencidos de la puntualidad alemana dan por un hecho de que los trenes alemanes son los más puntuales del mundo. Lo deplorable es que la misma empresa de trenes, Deutsche Bahn, parece estar empeñada en demostrar lo contrario. Aunque la calidad del servicio en los trenes alemanes es casi de "indiscutible" alta calidad, no se puede decir lo mismo de su puntualidad.

Jungla tarifaria

A tal grado ha subido la mala reputación de la Deustche Bahn que por su falta de puntualidad fue declarada como "la empresa más detestada por los alemanes". Según una encuesta publicada hoy por la edición alemana del diario Financial Times, con sede en Hamburgo, "el 75% de los alemanes desaprueban los malos servicios de su mayor empresa de transportes". Una de las razones del gran descontento son los altos precios y el intrincado plan de tarifas que ni los mismos empleados de la empresa aciertan a entender, desde su lanzamiento, hace apenas pocos meses. Los pasajeros se quejan además de que los altos precios no están en relación con el servicio, por bueno que éste sea.

El transporte ferroviario alemán, siendo uno de los medios de locomoción más ecológicos, tiene una gran desventaja frente a la aviación comercial en la Unión Europea. Mientras las aerolíneas reciben jugosas subvenciones de Bruselas, las ferroviarias sólo pueden contar con el apoyo de sus respectivos Gobiernos.

"Aeronavegación satelital ferroviaria"

Con el fin de mejorar los servicios y "atacar el mal de la impuntualidad", el gerente general de la Deutsche Bahn,Hartmut Mehdorn, anunció la implementación de un sistema electrónico que incluye el uso de mensajes de advertencia o avisos de demoras a través de celular y el apoyo del sistema de navegación satelital GPS.

La impuntualidad de los trenes alemanes se ha convertido en un verdadero clavo en las sandalias de dicha empresa de transportes. Y no es que los trenes alemanes no salgan puntuales. El problema es que no llegan a tiempo.

Lo bueno de las imperfecciones

Así que si usted va a viajar en tren en Alemania, lo mejor que puede hacer es llegar a tiempo a la estación porque es muy probable que su tren llegue a tiempo y sólo se detenga poquísimos minutos. De lo que no debe estar muy seguro, es de llegar a tiempo a la ciudad de destino. Pero...¡no se ofusque! Lléve consigo su periódico preferido y un buen libro, relájese, aproveche el comfort interior y disfrute del tierno verde de los paisajes alemanes.