1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Dificultades con o sin Rusia

Como preparación a las cumbres venideras, Angela Merkel planteó sus propuestas ante el Parlamento alemán ante las críticas de la oposición.

Para Angela Merkel, la “Asociación Oriental” con estados de la ex Unión Soviética no se trata de un instrumento de ampliación de la Unión Europea. De hecho, antes de partir hacia la cumbre con los seis socios (Ucrania, Moldavia, Bielorrusia, Georgia, Azerbaiyán y Armenia) en Riga, la canciller desestimó ante el Parlamento la petición desde Ucrania sobre perspectivas concretas de ingreso en la Unión. Además, aún sigue pendiente el debate sobre el libre tránsito con Ucrania para 2016, para el que Kiev tendrá que cumplir ciertos requisitos antes de que la UE haga un informe sobre el tema a finales de este año.

Tres cumbres

Esta cumbre de Riga es la primera de las tres a las que asistirá Merkel las próximas semanas y en las que se espera su impulso para afrontar grandes problemas. En la siguiente, Alemania será anfitriona de la cumbre del G7 en Elmau (Baviera), para continuar después con el encuentro entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) en Bruselas.

Ante la primera de las cumbres, Merkel subrayó ante el Bundestag que la “Asociación Oriental” no tienen nada contra Rusia. Solicitar la adhesión a la UE es una decisión soberana y nadie puede interponerse, aunque Rusia advierta de posibles daños a sus intereses. Además, Berlín y Bruselas reconocen intereses a tener en cuenta en las ex republicas soviéticas. Por ejemplo la cercanía de Armenia a Rusia, explicó Merkel, o la difícil situación de los derechos humanos en Bielorrusia.

De cara a la cumbre de Elmau, la crisis de Ucrania y la difícil relación con Rusia continuará siendo la sombra que opaque el encuentro. Aun así, Merkel defendió el formato de G7 con la exclusión de Rusia hasta que Putin no reconozca los principios del derecho internacional. El G7 es una comunidad de valores que incluye la independencia y la integridad territorial. La canciller anunció también otros puntos para la agenda como ébola, Oriente Medio y el terrorismo, además de otras cuestiones de futuro como desarrollo sostenible y tratados sobre el clima, papel de la mujer en la economía, comercio mundial y estándares ecológicos.

“Canciller de agenda”

Desde la oposición, el líder de Los Verdes Antón Hofreiter, criticó la intervención calificándo a Merkel como “Canciller de Agenda”, que sustituye actos por propósitos, contenido por titulares y política por relaciones públicas. Para ellos, desde la cumbre del G8 en 2007 en Alemania no hubo cambios positivos ante cuestiones clave y aún hoy se observa “inactividad y apatía” en temas como globalización, protección de datos o cambio energético. Para Los Verdes, diez años de Merkel son causa del “aburrimiento político” en Alemania.

Por su parte, Gregor Gysi, líder del partido de La Izquierda, fue más allá negando al G7 el derecho a tratar sobre política internacional. Nadie lo ha legitimado y por eso habrá muchas protestas. Además, Gysi criticó que no se invite a Putin, ya que sin Rusia es difícil abordar problemas como el medio ambiente. Por otra parte, se alegró de que Merkel tenga que tratar con líderes de la izquierda latinoamericana en la cumbre con la CELAC. Sobre el escándalo del servicio secreto alemán y la NSA, Gysi destacó que algunos países latinoamericanos son más independientes de Estados Unidos que Alemania.