Diarios daneses vuelven a publicar caricatura de Mahoma | Europa | DW | 13.02.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Diarios daneses vuelven a publicar caricatura de Mahoma

Los principales periódicos de Dinamarca volvieron a publicar hoy una controvertida caricatura del profeta Mahoma, con una bomba en el turbante, en protesta por los planes, revelados el martes por la policía de Copenhague, de asesinar al autor de la polémica viñeta, Kurt Westergaard. La caricatura, que fue publicada por primera vez en septiembre de 2005 por el diario "Jyllands-Posten" destando una inédita ola de protestas en el mundo musulmán, apareció hoy tanto en la edición impresa como en la página web de este periódico y también fue reproducida por los rotativos rivales "Politiken" y "Berlingske Tidende", así como por el diario sueco "Sydsvenska Dagbladet".

La policía de Copenhague había detenido el martes en Arhus a tres hombres, un danés nacido en Marruecos y dos tunecinos, bajo la sospecha de planear el asesinato de Westergaard, de 73 años. Los dos tunecinos permanecerán detenidos mientras se tramita su expulsión. El servicio secreto de la policía danesa (PET) justificó la liberación del danés de 40 años señalando que el atentado se frustró cuando se encontraba "en un estado muy temprano" de su planificación. El sospechoso quedará sin embargo bajo vigilancia, indicó el PET.

La redactora jefe del diario "Berlingske Tidende", Lisbeth Knudsen, calificó las amenazas contra Westergaard de "inaceptables" y explicó que la decisión de publicar la caricatura se tomó para defender la libertad de expresión. "La nueva situación con amenazas de asesinato contra un caricaturista danés exige un claro, inequívoco y activo reconocimiento de que en Dinamarca no aceptamos limitar la libertad de expresión ni convertirnos en rehenes del fanatismo religioso", afirmó. Mientras tanto, la prensa de Estocolmo informó hoy también de planes descubiertos por el servicio secreto Säpo de asesinar al dibujante Lars Vilks, que había ilustrado una imagen de Mahoma como perro.