1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Diabetes: "cuidar mejor de pies y piernas"

En un día como este 14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes, una persona con diabetes tiene 25 veces más probabilidades de que le amputen una pierna, según la Federación Internacional de Diabetes (IDF).

default

Molécula de la "diabetes mellitus".

En todo el mundo, hasta 70% de las piernas amputadas correspondían a diabéticos. Cada 30 segundos hay una persona en el mundo que pierde una pierna por causa de la diabetes. Pero hasta un 85% de las amputaciones debidas a la diabetes se pueden evitar.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), en asociación con la IDF, promueve desde hace varios años la importancia de una buena atención a los pies, especialmente para las personas con diabetes.

Los problemas de los pies son algunas de las complicaciones más comunes de la diabetes y si no se tratan a tiempo, pueden acarrear graves consecuencias, incluida la amputación. "La mayoría de las personas no se preocupan de sus pies", dice Alberto Barceló, jefe de Enfermedades Transmisibles en la OPS. "Pero en el caso de quienes sufren de diabetes, se corren graves riesgos".

Daños de los nervios

El problema se deriva de los efectos a largo plazo de los niveles altos de glucosa en la sangre. Las personas con diabetes tienen un alto riesgo de daño de los nervios y de problemas con el suministro de sangre hasta sus pies.

El daño a los nervios dificulta la percepción del dolor y, por ende, las lesiones pueden pasar desapercibidas. El suministro de sangre también puede retardar el proceso de cicatrización de las heridas. Ambos problemas pueden causar ulceraciones en los pies que, si se infectan, pueden conducir a la amputación.

La IDF preparó un conjunto de recomendaciones para el cuidado de los pies para personas con diabetes. Entre otras sugieren: Examinarse los pies a diario y mirar si hay cortes, ampollas, moratones o cambios en color, hinchazón o heridas abiertas. “Si hay algo así, consulte de inmediato a un profesional de salud”, recomiendan los expertos de Naciones Unidas.

Los expertos opinan que las personas con diabetes deben evitar zapatos puntiagudos y tacones altos, no utilizar eliminadores de callosidades y renunciar al cigarrillo o no empezar a fumar ya que este hábito interfiere con el suministro de sangre a los pies.

Hay varios signos de alarma que las personas con diabetes deben observar: hinchazón de los pies o del tobillo, pies o piernas muy fríos, decoloración roja, azul o negra, dolor en las piernas mientras está descansando o caminando, úlceras abiertas o heridas que no sanan, uñas encarnadas.

DW recomienda