1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Detienen a cinco presuntos traficantes de personas en Italia

Los sujetos estarían vinculados con el naufragio del pasado 5 de agosto, donde 26 inmigrantes perdieron la vida frente a las costas de Libia.

La policía italiana informó este viernes (07.08.2015) del arresto de cinco presuntos traficantes de inmigrantes, quienes estarían relacionados con un naufragio ocurrido frente a las costas de Libia el pasado 5 de agosto, donde perdieron la vida 26 personas, entre ellas tres menores de edad. Los detenidos son tres libios y dos argelinos, quienes viajaban en el barco que se hundió cuando un buque irlandés se acercó a rescatar a sus pasajeros.

En la operación a altamar de ese día participaron también naves de la marina de Italia y un barco de Médicos sin fronteras, lo que permitió sacar de las aguas a 373 personas, aunque hasta ahora se desconoce el número de inmigrantes que desaparecieron en el mar. A los presuntos traficantes se les acusa de los delitos de favorecimiento a la inmigración clandestina y de homicidio agravado múltiple.

Su captura fue posible gracias a los testimonios de los sobrevivientes, quienes informaron a la policía de Palermo que cada uno de los supuestos criminales tenía un papel claro asignado: uno de ellos era el comandante, dos sus ayudantes, y los otros dos se ocupaban de controlar a los inmigrantes y de “impedirles que se movieran utilizando incluso la violencia”. Por el traslado cobraban entre 1.200 y 1.800 dólares por persona.

Menos llanto y más acción

Según estos mismos testimonios, el valor dependía de las condiciones del viaje, como la posibilidad de disponer de un chaleco salvavidas o de viajar en zonas superiores o en las bodegas de la embarcación. Las autoridades, de hecho, temen que en las bodegas del navío malogrado hayan viajado numerosas personas que no habrían alcanzado a salir una vez que se desató la emergencia. La búsqueda de unos 200 desaparecidos continúa en el lugar del hundimiento.

Tras la tragedia, la Comisión Europea (CE) solicitó una respuesta global a la crisis migratoria del Mediterráneo, conjunta con los países de origen y tránsito, y valentía para llevar a la práctica las medidas que ya se han acordado a escala comunitaria. “Es muy fácil llorar ante la televisión cuando se ven estas tragedias, pero es más difícil levantarse y asumir responsabilidades”, señalaron en un comunicado conjunto el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans; la alta representante de la UE, Federica Mogherini, y el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopulos.

DZC (dpa, EFE)