1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Detienen a alcalde mexicano por robo de combustible

Pablo Morales, alcalde de Palmar de Bravo, en el estado de Puebla, fue detenido por agentes policiales y de la Marina.

Las autoridades mexicanas detuvieron a un alcalde de un municipio en el centro del país, afectado por la presencia de grupos que roban combustible mediante tomas clandestinas, informó  la Fiscalía general.

Pablo Morales, alcalde de Palmar de Bravo, en el estado de Puebla, fue detenido por agentes policiales y de la Marina cinco días después de que un juez de distrito girara una orden de aprehensión en su contra por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.De acuerdo con la fiscalía, el alcalde recayó en este delito "en la modalidad de adquirir, administrar, poseer, depositar, retirar, dar o recibir por cualquier motivo recursos o bienes de cualquier naturaleza". Estos recursos serían el combustible robado. También se le acusa de lavado de dinero y evasión fiscal.

A inicios de junio, la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que había cerrado dos gasolineras en Palmar de Bravo por vender combustible de procedencia ilícita. Cinco gasolineras más fueron cerradas en municipios aledaños.

Un mes antes, cuatro militares y seis civiles murieron en Puebla durante enfrentamientos armados con presuntos "huachicoleros" (ladrones de combustible) en la comunidad de Palmarito, a unos 190 kilómetros al sureste de la Ciudad de México.

Antecedentes

Puebla se sitúa en primer lugar a nivel nacional en tomas clandestinas a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) con un total de 3.046 robos, según un informe difundido por la empresa.

Morales es el segundo presidente municipal detenido en México por presuntos nexos con bandas dedicadas al robo de hidrocarburo.

Este año José Isaías Velázquez, alcalde del municipio poblano de Atzitzintla, fue arrestado por supuestamente brindar protección con sus policías a la banda comandada por "El Bukanas", dedicada entre otros delitos al robo de combustible.

El robo de hidrocarburos es una actividad delictiva habitual en muchas zonas del territorio mexicano donde se da el transporte de combustible.

Solo en enero pasado, Pemex calculó que había perdido 414.000 barriles de hidrocarburos por robos, si bien celebró una reducción de la sustracción ilegal.

Según el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, estos robos generan pérdidas de entre 780 millones de dólares y 1.000 millones de dólares anuales. DG (efe, dpa)

DW recomienda