1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Destruye el EI antiguos bienes culturales

La directora de la UNESCO, Irina Bokova, afirmó estar "profundamente consternada" por la destrucción y solicitó sesión de emergencia en el Consejo de Seguridad de la ONU para plantear la protección del legado cultural.

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) destruyó en el norte de Irak bienes culturales del Oriente Antiguo, entre ellos la figura de un guardián de una puerta asiria de más de 2.600 años de antigüedad, por considerar que fomentaban la idolatría y el politeísmo, confirmaron hoy expertos a la agencia dpa.

Un video de los extremistas difundido en Internet muestra cómo miembros del EI destruyen importantes obras de la Antigüedad del museo de la ciudad de Mosul y monumentos funerarios de Nínive, también en Irak.

Expertos dijeron a dpa que en muchos de los casos se trata de las piezas originales. La figura asiria destruida, un ser con rostro humano que los asirios consideraban una deidad protectora, era un ejemplar único "del arte icónico oriental antiguo", dijo hoy a dpa Markus Hilgert, director del Museo del Antiguo Oriente Próximo de Berlín.

"Es como si alguien destruyera la esfinge en Egipto". Los extremistas destruyeron la figura con un martillo mecánico. Según declaraciones de un miembro del EI, las estatuas, producto de la cultura asiria, fomentaban la idolatría y el politeísmo.

"Tragedia cultural"

En el video, el seguidor anónimo asegura que el profeta Mahoma también destruyó todos los ídolos al llegar a La Meca. La milicia se remite a un islam que prohíbe la representación de personas y dioses y ha lanzado una campaña para destruir todas las reliquias del politeísmo y otras creencias que considera heréticas.

Los expertos consultados indicaron que la figura formaba parte de la Puerta de Nergal del siglo VII a.C. en la fortaleza de Nínive, centro del imperio asirio, y que seguramente será imposible de reconstruir.

El ministro de Antigüedades de Irak, Adil Fahd Sharshab, dijo que se trataba de uno de los mayores delitos del presente, una pérdida enorme no sólo para Irak, sino para toda la humanidad, destacó.

El gobernador provincial Athil Nudshaifi apuntó no obstante que algunas de las obras originales habían sido trasladadas a Bagdad y reemplazadas por copias. De todos modos, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, afirmó estar "profundamente consternada" por la destrucción y solicitó una sesión de emergencia en el Consejo de Seguridad de la ONU para plantear la protección del legado cultural en la región.

"Este ataque es mucho más que una tragedia cultural. También es una materia de seguridad en la medida en que esplea el sectarismo, el extremismo violento y el conflicto", señaló.

Los bienes culturales han sufrido grandes daños desde la invasión a Irak liderada en 2003 por Estados Unidos. Esta semana, también se reportó la quema por parte del EI de una biblioteca en la que había numerosos manuscritos y archivos de Irak.

El caso recuerda lo sucedido con las estatuas de Buda de Bamiyán destruidas por talibanes en Afganistán. Este domingo se cumplen exactamente 14 años desde que el régimen islamista afgano comenzó a destruir las dos estatuas de 38 y 55 metros del siglo VI.

EL(dpa, reuters)