1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Despedida de Guardiola marca campeonato del Bayern

Los bávaros festejaron su cuarta Bundesliga consecutiva con un homenaje al catalán y derrotando por 3-1 al ya descendido Hannover 96.

Con la clásica ducha de cerveza por el campeonato obtenido esta temporada, Pep Guardiola comenzó a ser despedido por el Bayern Múnich, que este sábado (14.05.2016) derrotó por 3-1 al Hannover, cerrando el ciclo de la Bundesliga con el entrenador catalán. El último desafío de Guardiola al mando de los bávaros será el próximo 21 de mayo, cuando dispute la Copa de Alemania ante el Borussia Dortmund en Berlín.

Pero el festejo en Múnich tuvo más que cerveza. Una pancarta en la tribuna marcaba la relación de la hinchada con el entrenador por medio de un escueto “Danke Pep”. Más efusivo fue el presidente del Consejo Directivo del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, quien agradeció a Guardiola “todo lo que has hecho. Contigo hemos sido tres veces campeones, ganamos una vez la Copa de Alemania, la supercopa europea y el Mundial de Clubes”.

Rummenigge también destacó en el Allianz Arena muniqués que el DT catalán “ha sido un gran embajador para el club y para toda la Bundesliga”. Según Rummenigge, en sus tres temporadas Guardiola llevó táctica y técnicamente a los jugadores del Bayern a un nivel aún más alto que el que ya tenían antes y recordó que en la selección alemana campeona del mundo en 2014 había siete jugadores que pasaron por la escuela de Guardiola.

Ducha de cerveza

La primera ducha de cerveza para Guardiola, quien la próxima temporada dirigirá en la Premier League al Manchester City, estuvo a cargo del meta Manuel Neuer, que lo sorprendió cuando se hacía una foto con la ensaladera en las manos. Pero la más espectacular se la propinó Xabi Alonso, que lo pilló de lleno y de frente. La ceremonia estuvo cargada de detalles especiales, por tratarse de la cuarta Bundesliga consecutiva obtenida por los bávaros, lo que hasta ahora no había conseguido ningún equipo.

La fiesta tuvo un fin intempestivo, cuando un centenar de espectadores invadieron el campo y Guardiola y los jugadores se marcharon al vestuario. El balance del catalán en el Bayern muestra seis títulos en tres temporadas y puede subir a siete si el sábado le gana la final copera al Dortmund. La gran deuda de Guardiola es a nivel de Champions, donde nunca logró siquiera acceder a las finales.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda