1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Desempleo sube por sexto mes consecutivo en Brasil

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística cifró en un 6,9 por ciento la tasa de desocupación en el gigante sudamericano.

Confirmando que Brasil se encamina hacia una situación económica complicada, el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) informó este jueves (23.07.2015) que la tasa de desempleo del país más grande de Sudamérica se situó en el 6,9 por ciento, marcando un alza por sexto mes consecutivo en la cifra, dos décimas porcentuales más alta que en el mes de mayo y un 2,1 por ciento mayor que la informada en el mismo mes de 2014.

Es, asimismo, la mayor tasa para junio desde 2010, cuando marcó un 7 por ciento. La población desocupada, un total de 1,7 millones de personas, se mantuvo estable respecto a mayo, mientras que el número de personas empleadas fue de 22,8 millones, un número similar al de mayo, pero un 1,3 por ciento inferior al del mismo mes del año anterior.

Desde el mínimo récord de 4,3 por ciento de diciembre de 2014, la tasa de desocupación ha subido de forma ininterrumpida, y nada hace presagiar que esa tendencia se vaya a detener en el futuro inmediato. Ante impuestos y tasas de interés más altos, las empresas de los sectores de manufactura y servicios han recurrido a cientos de miles de despidos. No obstante, los sueldos subieron el mes pasado, lo que mitiga parte de las pérdidas causadas por una inflación más acelerada desde comienzos de año.

Números negativos en 2015

Brasil había reducido los índices de desempleo a sus mínimos históricos pese a la crisis internacional, pero su fantasma se ha vuelto a asomar en todos los sectores productivos del país. Su aumento coincide con las medidas de austeridad impuestas por el Gobierno para reequilibrar las maltrechas cuentas públicas, que el pasado año cerraron con déficit por primera vez en 13 años y con la desaceleración de su economía.

Los expertos estiman que la economía del país se contraerá un 1,5 por ciento en 2015, frente a la baja de gasto y alzas de impuestos que está aplicando el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff para impulsar las finanzas públicas, según un sondeo de la agencia Reuters. Las crecientes pérdidas de empleos han lastrado también la popularidad de Rousseff, llevándola a mínimos históricos, bajo el 10 por ciento, de acuerdo con las últimas encuestas.

DZC (Reuters, EFE)