Descifran gran parte del genoma del mamut | Europa | DW | 19.11.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Descifran gran parte del genoma del mamut

Un equipo de investigadores ruso- estadounidense descifró gran parte del genoma del mamut en lo que supone la primera vez que se analiza la información genética de una especie extinta, indica la revista británica "Nature", en la que fue presentado el trabajo. Stephan Schuster de la Universidad Estatal de Pennsylvania y colegas recolectaron para su análisis de ADN muestras de pelos de dos mamuts, cuyos cuerpos quedaron preservados congelados en el hielo durante miles de años.

De esta manera reconstruyeron alrededor del 70 por ciento del genoma del mamut. Otros investigadores habían secuenciado anteriormente sólo pequeños fragmentos del genoma. El genoma de esta especie de elefante de la Edad de Hielo (Mammuthus primigenius) se diferencia en sólo alrededor de un 0,6 por ciento de su pariente vivo más cercano, el elefante africano (Loxodonta africana), indicaron los expertos.

Por lo tanto, la diferencia en el genoma es sólo la mitad de grande de la que existe entre el hombre y su pariente más cercano, el chimpancé. Sin embargo, el mamut y el elefante se separaron en la evolución aproximadamente al mismo tiempo que el hombre y el chimpancé, y hasta tal vez antes. Para su análisis, el equipo encabezado por Schuster utilizó pelos de dos ejemplares de mamut siberiano, identificados con los números M4 y M25. El primero estuvo unos 20.000 años en el hielo, el segundo hasta unos 60.000.

Los pelos son una fuente ideal de ADN muy antiguo, porque están mucho menos contaminados con bacterias y hongos que por ejemplo los huesos, explicó Michael Hofreiter del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de la ciudad alemana de Leipzig, en un comentario publicado en "Nature". En total, los investigadores pudieron secuenciar 4.170 millones de pares de bases, de las cuales 3.300 millones (un 80 por ciento) corresponden a ADN de mamut.

En vista del tamaño del genoma del elefante africano, que se estima es casi 1,5 veces el del ser humano, los expertos calcularon que descifraron alrededor del 70 por ciento del genoma del mamut. Hallaron genes, que, comparándolos con los de 50 especies de mamíferos diferentes, sólo aparecen en el mamut. La versión que se obtuvo del genoma del mamut es sin embargo incompleta y posiblemente contiene errores, para concluir genes estándar de esta especie, subrayó Hofreiter. Sin embargo, la investigación volvió a despertar las fantasías sobre la posibilidad de revivir al mamut.

Recientemente, investigadores japoneses clonaron con éxito ratones, que estuvieron 16 años almacenados en un refrigerador. La técnica aplicada fue vista como un camino posible para "despertar" especies animales extintas, como el mamut. En otro artículo publicado en "Nature", se investigan las posibilidades de revivir al mamut con técnicas de biotecnología moderna.

Debido a que hasta ahora no se hallaron núcleos de células de mamut intactos, se deberían fabricar cromosomas artificiales e introducirlos en el núcleo celular, lo que actualmente se considera de ciencia ficción. Luego se podría intentar clonar mamuts con la ayuda de óvulos de elefantes, que posteriormente serían transferidos a hembras de elefantes para su gestación. Sin embargo, hasta ahora nadie intentó introducir un embrión artificialmente en el útero de una elefanta y también es difícil obtener óvulos de esta especie.

Según "Nature", todo el proceso es casi imposible teniendo en cuenta el estado actual del desarrollo de las técnicas, pero aparentemente no se descarta para un futuro.