1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Turquía

Derriban la discoteca Reina en Estambul

Las autoridades municipales de Estambul derribaron el famoso restaurante y discoteca Reina, en la orilla del Bósforo, escenario de un atentado yihadista en el que murieron 39 personas la pasada Nochevieja.

El Reina, un restaurante a orillas del Bósforo conocido por sus prolongadas fiestas con celebridades locales e internacionales, había abierto sus puertas en 2002. (Reuters/U.Bektas)

El Reina, un restaurante a orillas del Bósforo conocido por sus prolongadas fiestas con celebridades locales e internacionales, había abierto sus puertas en 2002.

Las máquinas excavadoras llegaron temprano por la mañana y en 45 minutos aplanaron el recinto, que no había vuelto a abrirse al público desde que un yihadista, miembro del autodenominado Estado Islámico (EI), ametrallara a los clientes durante la fiesta de Nochevieja.

Lea también:

Turquía detiene a 400 presuntos seguidores del EI

Turquía confirma el arresto del sospechoso de la masacre de Nochevieja

Fuentes cercanas a la empresa que gestionaba el local, uno de los lugares de ocio más famosos y caros de Estambul, aseguraron al diario Hürriyet que no habían sido informadas de la decisión y que las máquinas "llegaron, derribaron todo y se fueron".

En una breve nota, reproducida por el citado diario, la Alcaldía de Estambul confirma el derribo y precisa que se realizó "porque partes del edificio no cumplían con las normas".

Lea también:

Erdogan: "Atentado de Estambul busca desestabilizar Turquía"

"Unidad a cualquier precio contra el terrorismo"

El Reina, un restaurante a orillas del Bósforo conocido sobre todo por sus prolongadas fiestas, a las que acudían celebridades locales e internacionales, había abierto sus puertas en 2002.

En los últimos años, la empresa propietaria del terreno y el empresario que lo había alquilado para gestionar el restaurante, se enfrentaban en los tribunales, porque el empresario se negó a dejar el negocio, pese a extinguirse el contrato en 2013, señala Hürriyet.

En verano del año pasado se inició un juicio para proceder al desahucio del empresario, si bien el local siguió funcionando normalmente hasta la masacre de Nochevieja (efe).

DW recomienda