1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Defiende Obama su política de seguridad

El presidente de Estados Unidos indicó que es necesario denunciar la discriminación y la tortura a fin de defender la democracia. Insistió en la necesidad de cerrar la prisión militar de Guantánamo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió a Estados Unidos apegarse a sus valores y no guiarse por el miedo en la lucha contra el terrorismo, en la antesala de la entrega del control de las fuerzas armadas al presidente electo, Donald Trump. En su último discurso sobre seguridad nacional realizado ante tropas estadounidenses en Tampa, estado de Florida, Obama subrayó la importancia de denunciar la discriminación y la tortura, al tiempo que llamó a respetar la libertad y los derechos civiles. "Somos una nación que ha sido definida por la esperanza y no por el miedo", dijo Obama. Sin mencionar a su sucesor por su nombre, Obama desestimó algunas de las controvertidas ideas impulsadas por Trump, al afirmar que Estados Unidos no realiza evaluaciones religiosas o retiene a determinados ciudadanos para interrogarlos.

La responsabilidad de la libertad

El presidente brindó su discurso ante miembros del Comando Central Estadounidense, que supervisa operaciones en Irak, Siria y Afganistán, y el Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos. "Somos una nación que cree que la libertad nunca puede darse por sentada y cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de mantenerla", dijo, y añadió: "Eso es lo que nos separa de tiranos y terroristas". En cuanto a los logros en seguridad nacional durante sus casi ocho años de Gobierno, Obama mencionó la reducción de tropas en Irak y Afganistán - dos conflictos armados que heredó- de modo de centrar las misiones en operaciones de contraterrismo y de apoyo a los aliados locales. Añadió que la red terrorista Al Qaeda había sido diezmada y que sus principales líderes, incluyendo a Osama bin Laden, habían sido ultimados, aunque la amenaza mutó con el surgimiento de la milicia terrorista Estado Islámico (EI). A pesar del conflicto en Siria y los ataques terroristas en Estados Unidos y Europa, Obama dijo que la coalición internacional liderada por Estados Unidos está haciendo progresos y señaló que el EI ha perdido territorio, y apuntó a los avances de las fuerzas iraquíes en Mosul. Asimismo, advirtió acerca de darle demasiada importancia al EI, al que llamó un grupo de "matones y asesinos" que deberían ser tratados como tales más que como una amenaza existencial a la democracia. Obama advirtió asimismo acerca de que Estados Unidos rompa con la ley internacional, subrayando que los países no toman buenas decisiones si actúan basados en el miedo. "Debo proteger a nuestra gente, pero también juré defender nuestra Constitución", dijo Obama. El mandatario también se refirió a la necesidad de cerrar la prisión de Guantánamo, en Cuba, lo cual no logró. "Seguiré haciendo todo lo que pueda para remover esta mancha a nuestro honor nacional", aseguró.

EL(dpa, efe)

 

DW recomienda