1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Defensa de Kenyatta pide que se retiren los cargos

Los abogados del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, reclamaron en La Haya que se le retiren al jefe de Estado los cargos de crímenes contra la humanidad, por falta de evidencias.

Uhuru Kenyatta, presidente de Kenia.

Uhuru Kenyatta (der.), presidente de Kenia.

Kenyatta, de 52 años, compareció en una audiencia previa al juicio ante la Corte Penal Internacional (CPI). Se trata del primer jefe de Estado en presentarse ante la CPI. Si bien él mismo estuvo previamente ante el tribunal con sede en La Haya, no lo había hecho después de convertirse en presidente.

El abogado defensor, Stephen Kaye, pidió que se termine el caso por falta de evidencias: "Tiene derecho al veredicto de no culpable", aseveró. En tanto, el representante de la fiscalía Benjamin Gumpert argumentó que "un considerable material... podría haber sido provisto, debió haber sido provisto... y no fue provisto", en referencia a evidencias como datos del teléfono móvil o registros sobre las finanzas de Kenyatta.

Nueve personas testimoniaron que Kenyatta participó en la planificación de la violencia perpetrada tras las disputadas elecciones en 2007, dijo Gumper. El representante de la fiscalía acusó al gobierno de la nación africana de obstruir la justicia y dijo que Kenyatta fue "constitucionalmente responsable" como jefe de Estado. "Los derechos de los acusados no pueden sobrepasar los de todos los otros", dijo la fiscal jefe Fatou Bensouda.

El abogado de las víctimas, Fergal Gaynor, explicó que ellos "perdieron sus familias, fueron violados, deportados" y recibieron "prácticamente nada como compensación del gobierno". Asimismo acusó al gobierno keniano de intimidar a potenciales testigos.

¿Habrá juicio?

Vestido de traje oscuro, Kenyatta siguió atentamente los acontecimientos en la sala. A su arribo a la corte, el presidente estuvo acompañado por más de 120 legisladores kenianos. También fue saludado por decenas de seguidores en atuendos tradicionales africanos, que desplegaron carteles demandando su "liberación".

El vicepresidente William Ruto asumió el gobierno en Nairobi durante la ausencia de Kenyatta. Tanto Kenyatta como Ruto enfrentan cargos por organizar violencia étnica después de las elecciones presidenciales de 2007, cuando ambos estaban en lados opuestos del arco político. Esa ola de violencia se cobró la vida de más de 1.000 personas en la nación africana, aunque el presidente alega que es inocente. Kenyatta se enfrenta a cargos por crímenes contra la humanidad, entre ellos asesinato, violacion y deportación.

Para este jueves se fijó una audiencia de la corte en la que se determinará la fecha del juicio a Kenyatta o si se archivan los procedimientos.

RML (dpa/afp/epd)