¿Debe Europa reconocer a Palestina como Estado? | Europa | DW | 26.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Debe Europa reconocer a Palestina como Estado?

Federica Mogherini quiere que la Unión Europea reconozca como Estado a Palestina. La responsable europea de Exteriores cree que ese tipo de gestos son importantes. Hoy se debatió al respecto en el Parlamento Europeo.

En su primera intervención ante el Parlamento Europeo, a Federica Mogherini no le faltaron la elocuencia ni la expresividad. Reconocer un Estado palestino "no es responsabilidad de la Unión Europea. Técnicamente, no nos concierne, políticamente sí", dijo Mogherini, "porque la UE tiene que desempeñar el papel de reactivar el estancado proceso de negociación en Cercano Oriente. Ahora hay más urgencia que nunca, porque no hay una perspectiva de solución política, y eso conduce a peligrosos brotes de violencia."

La propuesta de la socialista italiana Federica Mogherini no es nueva. Supone una vuelta a la antigua demanda de que haya un Estado palestino en el marco de una solución de dos Estados para el conflicto. Ello incluye naturalmente el derecho de Israel a vivir en paz y con seguridad. Sin un Estado palestino no puede haber paz en la región y sin seguridad para Israel, no habrá Estado palestino. Retomar las conversaciones de paz "parece hoy más difícil que nunca, pero debemos intentarlo", apeló Mogherini al Parlamento Europeo.

Sin consenso

Como siempre en este asunto, hubo división de opiniones. A petición del conservador Partido Popular Europeo, el proyecto de resolución que serviría como base del debate se pospuso, junto con la votación, hasta la tercera semana de diciembre. Hubo desacuerdos de último minuto sobre el texto, que deberá seguir siendo elaborado. Para los socialdemócratas, parte de los liberales, los verdes y los grupos de izquierda, el texto ya estaba cerrado y tenían la esperanza de lograr una mayoría en la votación. Según el diario Jerusalem Post, el aplazamiento se debió al intensivo trabajo de los diplomáticos israelíes en Bruselas para tratar de ganar tiempo, con el fin de llevarse a su terreno a los diputados europeos.

Los frentes de la disputa son conocidos y la discusión en el pleno tomó la forma de las viejas batallas. Elmar Brok argumentó por el lado de los democristianos que la mayoría de israelíes y palestinos desean una solución de dos Estados, pero la base para esto debe ser el reconocimiento mutuo de ambos pueblos, puesto que un reconocimiento unilateral no supondrá la solución. El eurodiputado laborista británico Richard Howard instó a la Unión Europea a romper el estancamiento en que se halla sumido el proceso de paz. La hoja de ruta que siguieron las conversaciones de paz quedó en el olvido, pero Europa podría dar un impulso positivo mediante el reconocimiento de Palestina como Estado.

¿Reconocimiento prematuro?

Los eurodiputados de izquierda, verdes y socialdemócratas creen que, tras los últimos acontecimientos en la región, la situación se vuelve cada vez más peligrosa y Europa ya ha fracasado a la hora de frenar los nuevos asentamientos y la ley de nacionalidad, que es peor que el apartheid. El austríaco Hannes Swoboda se expresó en los siguientes términos: "Debemos tomar la iniciativa política y situarnos del lado de los más de 130 países que ya han reconocido un Estado palestino". Suecia fue el primero de la Unión Europea en hacerlo, le siguió una resolución en la Cámara Baja Británica y seguirá la Asamblea Nacional francesa en las próximas semanas.

Los conservadores, por su parte, argumentaron que un reconocimiento unilateral de un Estado palestino sería prematuro y podría profundizar la brecha que separa ambos países. Sin el reconocimiento de Israel y la garantía para su seguridad, no puede haber paz. No es el momento para actuar en favor de una sola de las partes, dijeron los democristianos de varios países. La posición contraria más extrema llegó por parte del ultraderechista holandés Marcel de Graaff: "Los palestinos son tan peligrosos como las milicias de Estado Islámico. Quien apoye a Hamás y Fatah, se descubre a sí mismo como antisemita", aseguró.