1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Debate presidencial: una prueba para Clinton

Los republicanos ya realizaron sus debates televisivos entre los candidatos presidenciales, ahora les toca a los demócratas. La candidata favorita, Hillary Clinton, se enfrentará a su popular contendiente Bernie Sanders.

“Un debate de este tipo puede destruir una carrera o hacer de alguien un candidato creíble”, dice Constanze Stelzenmüller, del Instituto Brookings de Washington, en entrevista con DW. Mientras que los dos debates presidenciales de los republicanos no han podido detener el acenso del millonario Donald Trump, hasta ahora los candidatos demócratas han tratado de evitar la confrontación directa. Algo que podría cambiar este martes (13.10.2015).

Clinton sigue siendo favorita

Hillary Clinton sigue siendo la candidata favorita, pese a una fuerte caída en intención de voto entre el electorado demócrata. Si bien a principios de año tenía un 70 por ciento de intención de voto, una reciente encuesta de la cadena de televisión estadounidense CBS la ubica en un 46 por ciento, 19 puntos porcentuales delante del senador Bernie Sanders. El vicepresidente Joe Biden, que hasta ahora ha dejado la puerta abierta a una candidatura y no participará en el debate, alcanza el 16 por ciento de intención de voto.

Si Biden se mantuviera alejado de la carrera presidencial, beneficiaría con ello a Clinton, quien entonces, de acuerdo con CBS, se ubicaría en un 56 por ciento y Sanders en un 32 por ciento. Si bien un moderador de la cadena CNN, que transmitirá el debate en vivo desde Las Vegas, cree que de momento Hillary Clinton “tienen mejores cartas”, el New York Times afirma que su ventaja en las encuestas se debe “no a su fuerza, sino más bien a una falta de alternativas fuertes”.

La sorprendente popularidad de Sanders

Bernie Sanders se ha convertido en un serio adversario de Clinton.

Bernie Sanders se ha convertido en un serio adversario de Clinton.

Pese a una campaña exitosa, muchos observadores descartan que al final Bernie Sanders se alce con la victoria. Sin embargo, cabe destacar la velocidad con que Sanders se convirtió en un serio adversario de Hillary Clinton. “En realidad es un político anticuado de izquierda. Y es sorprendente que haya llegado tan lejos y logrado reunir tanto dinero”, opina Stelzenmüller.

Posiciones cercanas a los sindicatos, por ejemplo, en lo que toca al salario mínimo, en la política social y con respecto a la industria financiera lo han hecho popular. En todo el país se han creado comités para apoyar su campaña electoral. Según Stelzenmüller, su popularidad “refleja el descontento dentro del partido demócrata y también con la candidata Hillary Clinton”.

El debate

Constanze Stelzenmüller cree que en el debate Sanders y Clinton intentarán definir sus posiciones. Mientras que Sanders tratará de tachar a su contrincante de “representante del viejo establishment”, Hillary Clinton probablemente resaltará su experiencia política y tildará a Sanders de candidato “irresponsable, inexperto, con ideas locas que no traerán seguridad a EE. UU.”, explica.

DW recomienda