1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Día del Orgullo LGBTI en Berlín

Las comunidades LGBTI de las grandes urbes alemanas protestan contra la exclusión social y celebran el reconocimiento de sus derechos en distintas fechas del año. Este 22 de julio se hizo sentir en la calle la de Berlín.

En las grandes ciudades de Alemania, las lesbianas, los gays, las personas bisexuales, transgénero e intersexuales –aludidos en conjunto con las siglas LGBTI– organizan festivos desfiles en distintos momentos del verano boreal para protestar contra la violencia y la exclusión social de la que en muchos casos siguen siendo objeto, y para demandar el reconocimiento de los derechos que se les niegan con base en añejos prejuicios. De hecho, muchos hombres y mujeres heterosexuales que no comulgan con la tradicional imposición de roles de género en la sociedad se identifican con las reivindicaciones de la comunidad LGBTI y se unen a sus marchas.

Este 22 de julio, miles de personas caminaron y bailaron en Berlín –desde la avenida de Kurfürstendamm, en el oeste de la capital alemana, hasta la Puerta de Brandeburgo– para celebrar dos victorias políticas. Por un lado, el presidente federal, Frank-Walter Steinmeier, aprobó el jueves (20.7.2017) la ley que le permite a las parejas homosexuales casarse y adoptar hijos como lo hacen las heterosexuales; la misma se hará efectiva el 1 de octubre de 2017. Por otra parte entró en vigor la ley que obliga al Estado germano a rehabilitar a las personas enjuiciadas y encarceladas después de 1945 por sostener relaciones homosexuales.

Ver el video 01:45

Un alojamiento para refugiados homosexuales

Rehabilitación de homosexuales perseguidos después de 1945

Sobre el último punto se pronunció Ulrich Keßler, presidente de la Federación Alemana de Lesbianas y Gays (LSVD) en los Estados federados de Berlín y Brandeburgo, alegando que, aunque esa indemnización es digna de ser festejada, ésta no asciende a mucho y llega tarde para muchos de los afectados, que ya han muerto. En ese mismo sentido, Keßler habló también sobre la importancia de apoyar de formas concretas a las lesbianas, los gays, las personas bisexuales, transgénero e intersexuales que han llegado a Alemania en condición de refugiados. Para eso es necesario que el personal de las instituciones pertinentes sea concientizado al respecto.

Sesenta carrozas participaron en el evento conocido internacionalmente como el Día del Orgullo Gay y en Alemania, como el Christopher Street Day (CSD), para recordar los sucesos que le dieron origen al movimiento de liberación homosexual contemporáneo. El 27 de junio de 1969, lesbianas, gays y personas transgénero se resistieron al arresto que siguió a una redada policial en el bar Stonewall Inn de la calle Christopher de Nueva York; una muchedumbre creciente obligó a los agentes a retirarse y a solicitar refuerzos. Cuando éstos llegaron a la calle Christopher se desató una batalla campal, asimétrica pero ganada políticamente por los LGBTI.

Parade zum Christopher Street Day in Berlin (Picture Alliance/dpa/J. Carstensen)

El célebre exdiputado alemán Volker Beck (der.) y el senador berlinés Dirk Behrendt.

Reivindicaciones pendientes

El CSD de Berlín comenzó antes del mediodía con un acto conmemorativo de los LGBTI que fueron víctimas de la dictadura nacionalsocialista. En 1935, los nazis endurecieron el artículo 175 que castigaba la homosexualidad: por eso, 100.000 hombres fueron controlados por la Policía, 50.000 fueron condenados y 10.000 fueron internados en campos de concentración tras cumplir sus penas. La ceremonia previa al CSD de Berlín es una tradición que cobra relevancia con el auge de las agresiones homofóbicas y transfóbicas en Alemania, y con el apogeo de la extrema derecha en suelo germano y otros rincones de Europa.

No por nada el lema del CSD de Berlín es "Más de nosotros – Cada voto contra la derecha”; un eslogan oportuno de cara a las elecciones federales de septiembre. La atmósfera alegre en la capital alemana no se vio enturbiada ni por el mal tiempo ni por la consciencia de los retos por venir: no todos los problemas de la población LGBTI se resuelven con una partida de casamiento. "Terminó la fase de la tolerancia. Que empiece la época de la aceptación”, dijo el exdiputado de Los Verdes Volker Beck, célebre defensor de los derechos de las minorías, al ser consultado sobre la aprobación del "matrimonio para todos”.

Beck subrayó que la lucha sigue por la participación plena en los asuntos públicos, por el trato igualitario en el ámbito laboral, contra la discriminación en las escuelas y contra las agresiones físicas y verbales en las calles. "Hay que ponerle fin a la Ley de Transexuales y promulgar otra que blinde el derecho a la autodeterminación de las personas”, agregó el exparlamentario. La organización AIDS Hilfe demandó chequeos médicos gratuitos, trayendo a colación que los hombres que tienen sexo con hombres –se identifiquen o no como gays o bisexuales– siguen siendo un grupo desproporcionadamente vulnerable a la pandemia del VIH/SIDA.

ERC ( dpa / EPD )

Audios y videos sobre el tema