1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cumbre del G20: ¿de qué se trata?

El grupo del G20 es un círculo político exclusivo que se encuentra anualmente para tratar problemas globales. Normalmente sobre economía, pero este año la guerra de Siria también entrará en el orden del día.

La zona roja está en alerta máxima. Unos 12.000 policías turcos estarán vigilando el recinto de la “Riviera Turca” donde se alojarán los 19 jefes de Estado y de Gobierno de las 20 economías más poderosas del planeta. Solo faltará el presidente estadounidense, Barack Obama, que se alojará en un buque de guerra estadounidense en la bahía de Antalya. Para sus servicios secretos, la situación en Turquía sería demasiado peligrosa tras el atentado de octubre. Además, hace pocos días se detuvieron a 20 activistas del Estados Islámico y las autoridades turcas esperan unos 30.000 manifestantes contra los líderes mundiales.

Orden del día inoficial: Siria, Estado Islámico y refugiados

En los orígenes de esta ronda, los representantes de las naciones más importantes de la Tierra se ocupaban de cuestiones en torno a la crisis financiera, con la economía en primer plano. Pero el año pasado tuvieron que tratar la crisis en el este de Ucrania. Y en esta edición, la guerra de Siria, la lucha contra el Estado Islámico y el tema de los refugiados estarán en el orden del día. “Es importante saber que la mayoría de las discusiones sobre Siria tendrán lugar al margen de la cumbre”, aclara Tristen Naylor, experto en el G20 de la universidad de Oxford. Para él, lo más importante de la cumbre es el networking y la posibilidad de hablar con los 20 líderes más importantes del mundo en un mismo recinto.

¿Un horizonte para los problemas globales?

¿Un horizonte para los problemas globales?

Para el presidente estadounidense, Barack Obama, y el presidente ruso, Vladimir Putin, la cumbre será una oportunidad para negociar con otros países como Turquía y Arabia Saudita una estrategia para la guerra de Siria. De Obama se espera una señal. Y Turquía, que actualmente acoge a dos millones de refugiados sirios, intentará mediar entre ambas potencias, opina el politólogo turco Tarik Oguzlu. Lo curioso es que Rusia parece ahora más interesada en una solución rápida que Estados Unidos. “El Gobierno turco se alegraría de una intervención rusa, puesto que el apoyo de EE.UU. a los kurdos en el norte de Siria es un problema para Turquía”, continúa Oguzlu, investigador de política internacional en la universidad de Antalya.

Refugiados: ¿un problema regional?

Para la Unión Europea, miembro número 20 del selecto grupo, uno de los temas más importantes será la crisis de los refugiados. Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, organizó una conferencia de prensa previa para impulsar la discusión. Sin embargo, algunos países como China lo consideran un problema regional y a otros simplemente no les interesa por tener distintos puntos de vista sobre el tema.

La anfitriona Turquía es consciente de que la UE necesita su apoyo para atajar el problema de los refugiados. Por eso, el presidente Recep Tayyip Erdogan espera una contrapartida de los europeos. "Todos esperan que se llegue a un acuerdo, pero se sabe que Turquía ya tiene preparadas sus condiciones", aclara Oguzlu. El Gobierno turco dejó claro que cualquier convenio pasaría por las negociaciones de entrada a la UE, un tema estancado desde hace años por la situación de los derechos humanos y la democratización en Turquía.

Impuestos a los consorcios

Aparte de estos temas, en la cumbre se tratarán también temas de política fiscal, destinados a evitar la evasión de impuestos de los grandes consorcios internacionales. Según los cálculos de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, los Gobiernos podrían recaudar entre 100.000 y 240.000 millones de dólares extra. Además, también los bancos tendrán que adoptar nuevas regulaciones. Tras las experiencias acumuladas con la crisis financiera, los Estados deberían impedir que sean los contribuyentes los que paguen las pérdidas originadas por la especulación.

Otro de los puntos clave en la agenda será el impulso del crecimiento económico. Actualmente demasiado bajo y muy desigual, como se dio a entender en las rondas previas a la cumbre. Según dijo en la prensa Barack Obama, Estados Unidos está dispuesto a liderar, pero no a ser el único motor del crecimiento global, aclaraba el mandatario aludiendo también a las reformas necesarias para la debilitada economía de China.

DW recomienda