1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Cumbre de La Valeta: inmigración legal y controles

Representantes de la UE y de gobiernos africanos se reunirán este miércoles y jueves en Malta para dialogar sobre la crisis de refugiados. El experto en migración Setten Angenendt, sobre las posibilidades de la cumbre.

DW: Señor Angenendt, la Unión Europea quiere cooperar más con África para solucionar el problema de los refugiados. ¿Qué espera de la cumbre en Malta?

Angenendt: La cumbre es importante y tenía que haberse realizado hace ya mucho tiempo. Lo que estamos viviendo con la inmigración puede solo arreglarse con la cooperación interregional. Por eso es tan importante la cooperación.

Pero también se trata de controlar los motivos de la migración y fomentar la estabilidad, la democracia y el bienestar. Pero lo hacemos desde hace ya 50 años con política de desarrollo, por lo visto con muy poco éxito. ¿Qué ha fallado?

La crítica a la política de desarrollo es muy popular, pero creo que con frecuencia no está justificada. Tendríamos que formularlo de otra manera: ¿Qué hubiese pasado si no hubiéramos hecho política de desarrollo en los últimos 50 años? Estoy convencido de que en la cooperación para el desarrollo no solo en la alemana sino también en la europea, tenemos muy buenos instrumentos con los que podemos contribuir a evitar conflictos. Todo lo que hace la Cooperación para el Desarrollo, con vistas a la estabilización y a la creación de estructuras sostenibles es también una aportación a la lucha contra las causas de la inmigración ilegal.

Un gran problema son los estados fallidos, como Libia, donde la UE no tiene prácticamente ningún órgano de contacto. ¿Podría hoy en día la UE respirar en paz si tuviese en Libia un socio como Gadaffi porque por lo menos podría alguien asegurar estabilidad?

Steffen Angenendt, de la fundación Ciencia y Política.

Steffen Angenendt, de la fundación Ciencia y Política.

Ha habido estados europeos que han cooperado muy de cerca con Gadaffi…

…también la UE en su totalidad…

Sí. Antes esperaban que Gadaffi se encargara de impedir la migración irregular y en gran parte funcionó. Pero esos fueron otros tiempos. La esperanza de que en Libia vaya en esa dirección y algún día haya un socio con el que se pueda cooperar, sigue ahí. Hasta que esto suceda se negocia con diferentes actores para evitar en los respectivos ámbitos de poder las salidas irregulares. No sé si será del todo eficaz. Las cifras no son positivas.

En la UE se quiere fomentar temporalmente a los africanos en las carreras universitarias, en el trabajo y en la investigación. ¿Desistirían algunos africanos de emigrar irregularmente si tuvieran la oportunidad de estudiar en Europa?

Buena pregunta. La gente que viene por el Mediterráneo lo hacen como refugiados e inmigrantes. En las barcas hay ambos grupos, es decir, gente perseguida y que teme por su vida. Y gente que busca un futuro mejor para su familia. Para el sistema de asilo es problemático hacer una diferencia entre ambos porque estamos obligados a proteger a los refugiados. Cada país de acogida decide libremente en gran parte si acoge a inmigrantes. Las travesías son irregulares porque para ambos grupos no hay vías de acceso legales. Para los refugiados es imposible obtener acceso legal a la solicitud de asilo desde su país de partida. Y para los inmigrantes que vienen por motivos laborales, las posibilidades son también reducidas. Simplemente no obtienen el visado. Se podría plantear la ampliación de posibilidades legales para evitar que no viniesen de forma irregular. Esta sería una de las propuestas de la Cumbre de Valetta, que pasara algo en este ámbito, que la UE creara programas de inmigración para impedir que la gente emprendiera la peligrosa, increíble e ilegal travesía. Naturalmente, el éxito dependería de la amplitud de dichos programas. Pero si no creamos vías legales de inmigración, no debería extrañarnos que la gente venga de forma ilegal.

Alguna gente dice que los inmigrantes vienen sí o sí. Incluso cuando en sus países la situación no es mala, entonces tendrían más medios económicos para venir. Además tenemos la enorme presión de la población en África. Si es así, a Europa todavía le esperan más. ¿Cómo se debe tratar el tema?

Refugiados de Mali en Argelia.

Refugiados de Mali en Argelia.

Tenemos que ver quién viene. Seguimos teniendo expulsiones ilegales y regímenes criminales. De esos países vienen refugiados. Y estamos obligados a acogerlos. Las cifras seguirán siendo altas. La otra pregunta es qué hacemos con la inmigración. Cada país de acogida tiene el derecho de decidir a qué inmigrantes se les concede el acceso al país, cómo se lleva a cabo la reunificación familiar, etc. Esto se puede llevar a cabo si creamos programas. Y también se rechazará a gente. Tenemos ejemplos de controles que funcionan. Por ejemplo en España donde había mucha inmigración desde el occidente africano a las Islas Canarias. Ya no hay casi porque el Gobierno de España acordó un acuerdo bilateral con dichos países. Se formaron policías, más personal en las zonas fronterizas, etc. Todo esto nos muestra que existen las posibilidades de cooperación.

Steffen Angenendt es experto en inmigración en la Fundación Ciencia y Política en Berlín.