1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Cuenca del Ruhr: el río Emscher vuelve a nacer

En el río Emscher vivieron peces y cangrejos hace mucho tiempo, después se convirtió en una cloaca en medio del área industrial más grande de Alemania. Este tipo de proyecto es el más grande del mundo.

"El hedor es muy fuerte sobre todo en verano y cuando el viento sopla desfavorablemente" cuenta Eckar Hoffmann-Schwebe, quien vive desde hace 30 años entre las ciudades de Oberhausen y Duisburgo, cerca del afluente del Rin, el Emscher, una de las cloacas fluviales alemanas. Este profesor se alegra de que el proceso de regeneración del río se halle en su última fase: "Naturalmente es positivo desde el punto de vista ecológico y el hedor desaparecerá. Pero también ha sido laboralmente muy importante". Dicho proyecto ha proporcionado trabajo directa o indirectamente a "2.700 personas", expresa también Ilias Abawi de la Asociación del Emscher.

Bajo el cauce del río, que con frecuencia parece un canal estrecho de pocos metros de ancho, se construirá un sistema de hormigón hasta los 40 metros de profundidad de 51 kilómetros de largo. A través de este sistema tubular fluirán las aguas residuales. Desde su nacimiento en Holzwickede hasta su desembocadura en el Rin, el agua del río volverá a ser clara; la flora y la fauna regresarán al paraje y la naturaleza se encargará de recuperar su hábitat.

Más información:

"Emscherkunst" reinventa el paisaje en la Cuenca del Ruhr

 

"Ya casi se han regenerado 24 kilómetros del Emscher. En total, se debe construir más de 400 kilómetros de sistema de desagüe. Hasta ahora se han realizado 300 kilómetros", dijo el presidente de la Asociación Emscher, Uli Paetzel. El resto del trabajo se finalizará dentro de dos años. A lo largo del Emscher ya hay un camino de bicicletas que, algún día, llegará a medir 200 kilómetros de largo.

Posible en otras regiones

La investigadora y catedrática Jasmin Mantilla-Contreras, especialista en ecología en la Universidad de Hildesheim, ve todo esto con buenos ojos: "Proyectos como la regeneración del Emscher se podrían aplicar en otras regiones. Muchos ríos tienen problemas similares. El curso de los ríos se rectificaron, los afluentes se secaron y el cauce se profundizó. Por estas medidas, la dinámica natural se destruyó y también todo el ecosistema, como los bosques de las riberas".

Estos proyectos contribuyen a proteger el clima, explica Mantiila-Contreras. Un cauce saludable con bosques en sus riberas son importantes, porque estos almacenan oxígeno. Además son "indispensables contra la prevención de inundaciones. Las zonas de inundaciones naturales son, en el curso del cambio climático muy importantes, porque habrá que tener en cuenta que tendrán más lugar los extremos metereológicos".

Por ejemplo, las fuertes lluvias aumentan el caudal de los ríos: "Sin zonas de inundaciones, el agua puede acceder directamente a los pueblos y ciudades o a las superficies dedicadas a la agricultura".

Obras en el río Emscher.

Construyendo los canales para el desagüe.

Industria minera y el río Emscher

El río Emscher está estrechamente unido a la industria minera. Antes no se podía regenerar el río por las minas, pero ahora ya no están en funcionamiento. El veradero problema radica en las aguas freáticas: "No sabemos qué echaron en el agua en el pasado. Hay que investigar y, en cualquier caso, eliminarlo para que no fluya en las aguas residuales", explicó Helmut Grüning, de la Universidad de Münster.

Buschhausen, Cuenca del Ruhr.

Las aguas residuales se transportan bajo el agua.

Calidad de vida para todos

No se sabe si puede recuperar el estado original del río Emscher. "Los ríos, como sistemas dinámicos, se dejan regenerar bien. Con frecuencia, ayuda restablecer la dinámica natural, para que los bancos de arena y zonas de bosques en las riberas se desarrollen", explica Mantilla- Contreras.

Grüning, por su parte, desea que la calidad de vida de la gente en la zona de la cuenca del Ruhr mejore: "Que se acabe el hedor, es muy importante. No se le puede pedir a la gente que viva así. Y finalmente hay que decir que está bien que se intenten cicatrizar las heridas del pasado".

Carsten Grün (RMR/EL)

DW recomienda