1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cuba responde a Trump: sus medidas injerencistas "están destinadas a fracasar"

El Gobierno de La Habana considera que la nueva política hacia la isla del presidente de Estados Unidos es un retroceso en las relaciones entre ambos países, aunque destacó su disposición al diálogo respetuoso.

USA Kuba Unterstützung für US-Präsident Donald Trump (Reuters/B. Woodall)

Miembros de la comunidad cubana de Miami muestran su apoyo a la política de Donald Trump en el exterior del Teatro Manuel Artime, donde ofreció su discurso.

"Cuba denuncia las nuevas medidas de endurecimiento del bloqueo, que están destinadas a fracasar", señaló un comunicado oficial del Gobierno cubano, que no obstante reiteró su "voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo". Es la respuesta desde La Habana al discurso en el que, desde Miami, Trump anunció una política más dura hacia la isla pese a que no cancelará totalmente las decisiones de su predecesor, Barack Obama.

"Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o empleando métodos más sutiles, estará condenada al fracaso", dice también la declaración, reproducida en el diario oficial Gramma y que cuestiona la autoridad de Estados Unidos en materia de derechos humanos.

"Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado", señaló el Gobierno cubano en un comunicado oficial emitido en la televisión nacional. La Habana consideró que las medidas impulsadas por Trump son un "recrudecimiento del bloqueo (...) que no solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países".

Los cambios que anunció Trump, celebrados por la comunidad anticastrista de Florida, tendrán impacto en la economía cubana cuando entren en vigor dentro de tres meses, una vez que entre en vigencia la regulación. El incipiente tejido empresarial cubano, sin embargo, recibió la noticia con preocupación. "Tengo un 85 por ciento de turismo estadounidense, para mí esto es devastador. Él (Trump) comentó que iba de algún modo a apoyar al sector privado y con esta regulación no apoya el sector privado", dijo por ejemplo a Efe Niuris Higueras, propietaria del paladar "Atelier".

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda