1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cuba, el nuevo frente de Luis Almagro

En pocos días, Cuba denegó el ingreso a la isla de la exministra chilena Mariana Aylwin, del expresidente mexicano Felipe Calderón y del secretario general de la OEA, Luis Almagro. ¿Qué hay detrás de estas negativas?

Luis Almagro no es un secretario general de la OEA convencional. Así lo demuestran tanto sus palabras como sus hechos, que no dejan indiferente a nadie. Por un lado, está su proceder en los últimos meses hacia Venezuela, con la elaboración de un duro informe de 132 páginas sobre la situación del país y la activación en la OEA de la Carta Democrática para el caso venezolano. Ahora Almagro vuelve a cobrar protagonismo, después de que Cuba rechazara su entrada en la isla "por actividades anticubanas”, según las autoridades.

"Hay una diferencia entre ser ‘anticubano' y ser ‘anti Gobierno de Cuba”, dice a Deutsche Welle Andrew Otazo, director de la organización estadounidense sin ánimo de lucro Cuban Study Group. "No creo que la gente que lucha por sus libertades sea anticubana, sino pro libertad y pro derechos cubanos”. Luis Almagro tenía intención de recoger en La Habana el pasado miércoles (22.02.2017) el  premio "Oswaldo Payá Libertad y Democracia”, otorgado por la iniciativa civil Cuba Decide y la Red Latinoamericana Jóvenes por la Democracia, presidida por Rosa María Payá, ceremonia a la que iban a asistir también Aylwin y Calderón. 

Otazo cree que la invitación a Almagro y la petición de este para ingresar en la isla “es una forma de mostrar al mundo que hay un problema muy grave dentro de Cuba respecto a los derechos humanos y la disidencia. El problema se hace más visible para el mundo si se produce un incidente con personajes como Almagro y Calderón", opina. 

La "agresiva” posición de Almagro

"Almagro merece ese galardón”, dice, por su parte, a Deutsche Welle, Peter Hakim, presidente emérito del think tank Inter-American Dialogue, con sede en Washington. "Mantiene una posición agresiva hacia Venezuela y no hay figura pública importante que se haya pronunciado de forma más abierta y más dura hacia aquel país que él. Aceptando el premio Oswaldo Payá, Almagro rinde tributo a uno de los más creativos e inspiradores demócratas de Cuba y honra su trabajo para promover las elecciones libres en la isla”.

Peter Hakim Inter-American Dialogue (A. Fiszbein)

Peter Hakim, presidente emérito del tanque de pensamiento Inter-American Dialogue, con sede en Washington.

Pero ¿ha logrado realmente el secretario general de la OEA este propósito? ¿O su intención de viajar a la isla ha servido para generar tensiones innecesarias? Almagro sabía que se le iba a denegar la entrada a Cuba y que el incidente sería considerado en La Habana como una "provocación”. "Aunque hubiera logrado entrar en Cuba, no es probable que hubiera logrado mucho a favor de la apertura social y política”, continúa Hakim. "Creo que, en lugar de actuar solo, Almagro tendría que haberse dedicado más desde el principio a recabar apoyo entre los Gobiernos latinoamericanos para lograr un frente colectivo, con el fin de impulsar en Cuba la apertura democrática.”

"Poco probable” escalada diplomática

Cuba consideró el acto de entrega del premio a Luis Almagro como "grave provocación” destinada a "generar violencia interna, dañar la imagen internacional del país y afectar la buena marcha de las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados”. Anteriormente, un funcionario de la OEA fue convocado por el cónsul de Cuba en Washington para adelantar a Almagro que se no se le iba a permitir la entrada por estar involucrado en "actividades anticubanas”. Desde Bolivia, Evo Morales expresó en Twitter su "admiración" hacia el "pueblo cubano" por "frenar la intromisión del imperio”.

Por su parte, los Gobiernos de México y Chile, en respuesta a la negativa al ingreso de Calderón y Aylwin a la isla, lamentaron la actuación de las autoridades cubanas. ¿Podría producirse una escalada diplomática por el incidente? "Es poco probable”, opina Peter Hakim. "No creo que tenga impacto en Latinoamérica, no más que el rechazo de Venezuela a permitir a Felipe González ingresar en aquel país”. Tampoco cree Hakim posible que, de momento, pueda surgir en Latinoamérica un frente que impulse cambios en Cuba. "Todos esperan los anuncios de la administración Trump hacia la isla. Nadie quiere alinearse con Estados Unidos mientras el actual Gobierno amenace con revertir la apertura impulsada por Obama”, asegura.

Ver el video 12:04

La entrevista - Con Luis Almagro, secretario general de la OEA

Audios y videos sobre el tema