1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cuba acusa a EE. UU. de mentir sobre supuestos ataques acústicos

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, aseguró que no ha habido "ningún ataque" acústico contra los diplomáticos estadounidenses en Cuba, y acusó a EE. UU. de mentir al respecto para "dañar la relación bilateral".

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez (foto), acusó hoy (02.11.2017) al Gobierno estadounidense de Donald Trump de mentir sobre los misteriosos ataques a la salud de sus diplomáticos en La Habana para dañar las relaciones entre los dos países.

"Puedo afirmar rotundamente que quien afirma que ha habido ataques como causa de estos daños de salud miente deliberadamente", dijo Rodríguez en rueda de prensa en Washington. "Se están utilizando estos daños como pretexto para eliminar los progresos alcanzados y dañar la relación bilateral", añadió.

"No ha ocurrido ningún ataque"

Al ser preguntado si acusa al Gobierno de Donald Trump de inventarse los ataques que, según Washington, han causado síntomas físicos a al menos 24 diplomáticos estadounidenses, Rodríguez se limitó a indicar que lo que tiene claro es que "no ha ocurrido ningún ataque".

"Si el Gobierno de EE. UU. opina lo contrario, lo invito a presentar evidencias. Puede excluirse absolutamente la posibilidad de que nadie haya realizado actos deliberados contra el personal norteamericano acreditado en La Habana y sus familiares", subrayó.

El ministro de Exteriores cubano basó esas afirmaciones en la investigación sobre los hechos de las autoridades cubanas, que "han concluido preliminarmente que no existe evidencia alguna sobre la ocurrencia de los alegados incidentes".

Aseguró además, que según "especialistas médicos", es "imposible que una sola causa explique la diversidad de signos y síntomas médicos que han presentado dichos diplomáticos". "Esas afecciones de salud no pueden deberse a un solo origen o a un solo hecho", insistió.

EE. UU. responsabiliza a Cuba de no proteger al personal extranjero

Estados Unidos asegura que desde noviembre de 2016, 24 diplomáticos que trabajaban en Cuba y familiares han sufrido alteraciones en su estado de salud por unos ataques de origen desconocido que les han causado síntomas como pérdida de audición, mareos, zumbidos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultades para dormir.

El Departamento de Estado no acusa a La Habana de los ataques, pero sí la responsabiliza de no proteger al personal extranjero como obliga la Convención de Viena. Por ello retiró recientemente a más de la mitad de su personal en la embajada caribeña y posteriormente expulsó a 15 diplomáticos cubanos de Washington.

FEW (EFE, dpa)
 

DW recomienda