1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Cuatro soldados mueren en atentado terrorista en Yemen

El ataque ocurrió cerca del aeropuerto de Adén, apenas 24 horas antes del comienzo de las negociaciones de paz que deberían poner fin a la guerra.

Cuatro soldados yemeníes murieron este domingo (17.04.2016) luego de que un terrorista suicida se hiciera explotar en un punto de control cerca del aeropuerto internacional de Adén, la segunda ciudad del país y la mayor en manos de las tropas del Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi. Los sucesivos atentados han puesto en duda la seguridad de la urbe, hogar de un creciente número de combatientes yihadistas.

El atentado ocurre apenas 24 horas antes del comienzo de las negociaciones de paz auspiciadas por la ONU y que intentan poner término a la guerra que enfrenta a los rebeldes hutíes (apoyados por Irán) y al gobierno, que cuenta con el respaldo de una coalición árabe liderada por Arabia Saudita. Las conversaciones se realizarán este lunes en Kuwait, tal como acordaron las partes.

“Un terrorista suicida que conducía un vehículo cargado de bombas se hizo explotar al llegar a un puesto de control cerca del aeropuerto”, dijo un funcionario a la agencia de noticias AFP. “Cuatro soldados murieron y otros dos resultaron heridos”, añadió la fuente. Hasta ahora ningún grupo se ha atribuido el ataque, que no pudo ser impedido por los agentes, pese a que dispararon contra el vehículo, que se dirigía a gran velocidad hacia ellos.

Ataque frustrado

Otro ataque fue frustrado por la Policía al desarmar una trampa cazabobos en un estacionamiento en un camino costero, también cerca del aeropuerto. Recién el viernes, otro coche bomba explotó fuera de las dependencias del edificio del Ministerio de Exteriores en Adén, sin causar víctimas. Este último caso fue obra del Estado Islámico, que también se atribuyó una explosión el pasado martes en la misma ciudad, donde murieron cinco reclutas.

Los enfrentamientos entre los bandos han dejado hasta ahora más de 6.400 muertos, según cifras que maneja Naciones Unidas. El conflicto ha sido aprovechado por grupos radicales vinculados a Al Qaeda y el Estado Islámico para mejorar su presencia en el país, el más pobre de la Península Arábiga. Esto ha forzado al Ejército a dividir su atención entre los rebeldes y la presencia yihadista. Contra estos últimos también ha lanzado operaciones apoyadas por la fuerza aérea de la coalición árabe.

DZC (AFP, Reuters)


DW recomienda