Cuadriga | Todos los contenidos | DW | 25.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cuadriga

Cuadriga

La tecnología para la vigilancia digital masiva está a la mano. Y los países democráticos roban cantidades fabulosas de datos personales. No es nuevo, pero se volvió a demostrar a raíz de las revelaciones sobre la colaboración entre servicios secretos de Europa y EE UU. ¿Necesitamos un Gran Hermano para protegernos del terrorismo? ¿O es este espionaje un veneno para las sociedades democráticas?

Ver el video 42:30

Quien no tiene culpa, tampoco tiene nada que temer. Es la fórmula que a menudo se utilitza para justificar la invasión de la esfera privada de los ciudadanos.

Pero lo cierto es que también caen muchos inocentes en las redes de los investigadores digitales. Detenciones y registros domiciliarios por haber entrado en páginas sospechosas de Internet o por haber seguido determinadas discusiones en los foros, son sólo algunos de los "daños colaterales" del espionaje online. En el peor de los casos, se puede acabar siendo sospechoso de terrorismo o terminar en la sala de interrogatorio de un servicio de inteligencia extranjero.
 
¿Puede un estado violar los derechos fundamentales de los ciudadanos si el objetivo es protegerlos del terrorismo? ¿Realmente es eficiente esta forma de evitarlo? ¿O debemos preservar un espacio protegido para decir lo que uno quiera sin ser vigilado como un derecho fundamental? ¿Es preciso evitar la conexión a Internet como única forma de protegerse contra estos ataques?

Y Usted, ¿qué opina?: Persecución en la red: no hay sitio seguro

Escríbanos a Cuadriga[at]dw.de

Nuestros invitados:

Salim Chujfi-La-Roche - es Ingeniero de Sistemas de origen Colombiano especializado en gerencia de tecnologias. Trabaja desde hace más de diez años en Alemania en el área de telecomunicaciones y actualmente se desempeña como gerente de tecnología de una empresa con sede en Berlín.

Burkhard Birke - Tras finalizar sus estudios de Ciencias Económicas, comienza a trabajar en 1982 como periodista en Radio Sarre. En 1988 se desplaza a Washington como corresponsal, y luego a Bruselas, Londres,  Paris y actualmente a Berlin desde donde trabaja para la radio pública Deutschlandradio.

Enrique Müller - Radicado en Berlín, colabora con varios medios, entre ellos El País de España y el diario chileno La Tercera. Antes trabajó para el diario esnpañol El Correo y fue corresponsal en México por varios años.