1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Crisis sanitaria y fuertes medidas en Brasil

En Brasil se autorizó por decreto el ingreso forzado de agentes de salud a inmuebles abandonados con el fin de eliminar los focos donde prolifera el mosquito que transmite los virus del dengue, el Zika y el chikunguña.

Este lunes (1.2.2016), la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, autorizó por decreto el ingreso forzado de agentes de salud a inmuebles abandonados con el fin de llevar adelante acciones de combate contra el mosquito aedes aegypti, que transmite los virus del dengue, el Zika y la fiebre chikunguña. La decisión coincidió con la declaración de una emergencia global por parte de la Organización Mundial de Salud (OMS).

Según este organismo, los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos registrados en Brasil constituyen un problema serio de alcance internacional, a pesar de que no ha sido comprobada científicamente una relación directa entre esas dolencias y las infecciones con el virus del Zika. Así lo anunció en rueda de prensa la directora general de la institución, Margaret Chan, desde Ginebra.

La agencia oficial de noticias ABR informó que la medida provisoria aprobada por el Ejecutivo de Rousseff autoriza a los agentes a ingresar a casas en las que el propietario no esté, después de que quede demostrado que eso es “esencial para la contención de enfermedades”. Brasil enfrenta, por un lado, la presencia del virus Zika, constatada oficialmente en abril del año pasado, y por otro una epidemia inédita de microcefalia entre recién nacidos.

Las autoridades sanitarias brasileñas sospechan que esos casos de microcefalia están vinculados con el virus. Se estima que, al día de hoy, hay en el país sudamericano entre 500.000 y 1,5 millones de personas infectadas con el virus Zika, que causa síntomas similares a los del dengue. Asimismo, desde que el virus comenzó a circular en el país, se ha producido un aumento alarmante de casos de microcefalia en bebés nacidos de madres infectadas durante el embarazo.

Hasta 2014, el número de recién nacidos con esa dolencia oscilaba entre 100 y 120 al año. Desde octubre de 2015 a la fecha fueron notificados más de 4.000 casos. De ahí que las visitas de agentes de salud y soldados de las Fuerzas Armadas a viviendas ubicadas en regiones consideradas vulnerables se hayan intensificado en las últimas semanas. Datos del Ministerio de Salud indican que ya fueron visitados 10,9 millones de hogares, de un total de 49,2 millones previstos.

Los domicilios visitados se localizan en 3.185 ciudades, de un total de 5.570 que recibirán ese tipo de inspección. Durante las inspecciones fueron identificados 355.000 inmuebles con focos donde proliferan los mosquitos, lo que representa un 3,25 por ciento del total. El Gobierno de Rousseff se puso como meta reducir los focos a menos del uno por ciento del total de viviendas.

ERC ( dpa / Reuters / EFE )

DW recomienda