1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Corea del Norte, ¿dispuesta a dialogar?

Corea del Norte está dispuesta al diálogo con las "partes pertinentes" en el marco de la disputa por su programa atómico, informaron fuentes chinas.

De momento se desconoce hasta dónde llega la disposición a dialogar. Choe Ryong-hae, un enviado especial del líder norcoreano Kim Jong-un, se reunió con funcionarios chinos, incluido el presidente Xi Jinping, y aseguró que su país está dispuesto a aceptar el consejo de China y adoptar "acciones positivas" para salvaguardar la paz y estabilidad de la península coreana, indicaron este viernes medios estatales chinos.

La visita a Pekín de Choe, un alto funcionario militar norcoreano, acompañado por una delegación de alto nivel, es el contacto de más alto nivel entre Corea del Norte y China en alrededor de seis meses. Y el viaje parece una apuesta norcoreana para enmendar las dañadas relaciones con su socio económico y diplomático más importante. Los lazos entre ambos países supuestamente aliados se dañaron tras la tercera prueba nuclear de Corea del Norte en febrero pese a la desaprobación china, y por la decisión de Pekín de apoyar las sanciones de la ONU a Pyongyang en respuesta.

Por fin, ¿cambio de rumbo?

Medios estatales chinos indicaron que Choe presentó una carta manuscrita de Kim para Xi, aunque no brindaron detalles de su contenido. "Corea del Norte está comprometida a realizar esfuerzos conjuntos con todas las partes para resolver adecuadamente los problemas relacionados a través del diálogo multilateral, y a mantener la paz y estabilidad en la península", dijo Choe a Xi, según citó la agencia de noticias oficial Xinhua. "Para este fin, Corea del Norte se compromete a tomar acciones positivas", agregó Choe.

Xi respondió al enviado norcoreano que la desnuclearización de la península era una aspiración de todos los pueblos y una tendencia inevitable, al argumentar que los problemas deberían resolverse a través de la diplomacia. "China espera que todas las partes ejerciten la calma y el control, impulsando un alivio de las tensiones, reiniciando el proceso de conversaciones de las seis partes y haciendo esfuerzos incesantes (...) por la paz y estabilidad duraderas", dijo Xi.

¿Oferta concreta?

No obstante, el compromiso de Choe parece aún improbable, dado que Corea del Norte ha dicho reiteradas veces que no abandonará sus armas nucleares mientras Estados Unidos insista en que Pyongyang debe tomar medidas de desnuclearización antes de cualquier diálogo. Y lo cierto es que, hasta ahora, no se conoce una oferta concreta de parte de Choe en cuanto a retomar las conversaciones a seis bandas, tal como aspira Pekín.

En las conversaciones para un fin del programa atómico, congeladas desde 2009, participaron Corea del Norte y del Sur, Estados Unidos, Japón y Rusia, bajo mediación de China. Estados Unidos y sus aliados creen que Pyongyang violó un acuerdo del 2005 que apuntaba a la desnuclearización al realizar una prueba nuclear en el 2006 y avanzar con su programa de enriquecimiento de uranio, que le daría otra vía para obtener armas atómicas además de su proyecto en base a plutonio.

China, único aliado real de Corea del Norte, ha estado buscando que el hermético país retorne a las conversaciones, luego de semanas de retórica beligerante de parte de Pyongyang. Pekín se ha mostrado alarmado por las amenazas de Corea del Norte de lanzar una guerra nuclear contra Corea del Sur y Estados Unidos como represalia por las recientes sanciones de la ONU, temiendo que cualquier conflicto inevitablemente tuviera consecuencias desastrosas sobre China.

rml (dpa, reuters)