Corea del Norte amenaza con atacar suelo estadounidense | El Mundo | DW | 21.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Corea del Norte amenaza con atacar suelo estadounidense

Pyongyang insistió en que no tiene nada que ver con el ciberataque a Sony, pero advirtió que sus fuerzas están dispuestas a la confrontación.

Un nuevo capítulo en la saga que se empezó a escribir con el ataque cibernético sufrido por la compañía Sony se vivió este domingo (21.12.2014), cuando el gobierno de Corea del Norte descartó nuevamente las acusaciones de Estados Unidos, que imputa la responsabilidad de la acción a Pyongyang, y amenazó con emprender acciones de guerra contra Washington si siguen las provocaciones.

Mediante un comunicado en inglés difundido en los medios estatales norcoreanos, la Comisión Nacional de Defensa aseguró que el gobierno no tiene nada que ver con el ataque y amenazó con que “las fuerzas de combate y la población están dispuestos a una confrontación con Estados Unidos en todos los ámbitos de guerra, incluyendo el ciberespacio, para volar por los aires sus fortalezas”.

El texto publicado por el más poderoso órgano de decisión del régimen juche asegura que las acciones más enérgicas se llevarían a cabo contra la Casa Blanca, el Pentágono y todo el territorio continental estadounidense. Horas antes, Pyongyang había amenazado con aumentar su capacidad nuclear, como reacción a una resolución de la ONU que condena la violación a los derechos humanos en Norcorea.

Retorno a la lista

En noviembre, hackers atacaron todo el sistema informático de Sony y robaron cantidades ingentes de datos, además de amenazar con actos terroristas si la película “The Interview”, una comedia donde se asesina a un personaje basado en el mandatario norcoreano Kim Jong-un, salía a los cines. Ante esta situación, Sony Pictures anunció la cancelación del estreno, en una decisión que ha sido ampliamente criticada.

Barack Obama, en tanto, dijo en una entrevista con CNN que su país responderá al ataque cibernético, aunque descartó que éste pueda ser calificado como un “acto de guerra”. “Creo que fue un acto de vandalismo. Un acto muy costoso, muy caro”, dijo el mandatario estadounidense, quien reconoció que estudiaba la posibilidad de volver a poner a Corea del Norte en la lista de países que patrocinan el terrorismo, de la que fue retirado en 2008.

DZC (dpa, Reuters, EFE)