1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Conversa alemana condenada por apoyar al EI

Una alemana de 26 años, de origen polaco y convertida al Islam, fue condenada a 3 años y nueve meses de cárcel por dar apoyo financiero a la organización terrorista Estado Islámico (EI), en la que milita su marido. La fiscalía había pedido cuatro años de cárcel.

La Audiencia Territorial de Düsseldorf (oeste de Alemania) consideró probado que la mujer había enviado cerca de 5.000 euros a la organización, lo que la hace culpable del delito de apoyar a un grupo terrorista en el extranjero.

En varios chats, la mujer se había identificado claramente con el EI y justificado los crímenes de la organización. "Ellos matan a quienes tienen que matar, al menos son consecuentes", dijo la mujer cuando una amiga criticó las prácticas del Estado Islámico.

El proceso de conversión y posterior radicalización de la acusada, identificada como Karolina R., empezó al parecer en 2010 cuando conoció en una mezquita de Bonn a Fared S., con quien terminó casándose según el derecho islámico. Después, interrumpió su formación como educadora y su marido le prohibió ir a la piscina o salir de casa sin permiso. La mujer no se rebeló ante ello sino que empezó a leer textos que glorificaban la violencia.

En mayo de 2012, Fared S. participó en un enfrentamiento de salafistas con la policía y fue condenado a ocho meses de cárcel, pero obtuvo la libertad condicional, tras lo cual se marchó a Siria, donde Karolina R. pasó unas semanas con él.

La sentencia coincidió con la divulgación de un informe de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución que advierte de que ha habido un aumento de las mujeres jóvenes que en Alemania asumen una interpretación radical del Islam e incluso de aquellas que están dispuestas a participar directamente en la yihad.

"Estamos viendo una mayor atracción en el Estado Islámico para mujeres jóvenes que sucumben a la propaganda por internet o a la realizada por personas que las contactan personalmente", dijo el presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, Hans-Georg Maaßen (efe).