Contra el olvido: estudiar el Holocausto | Estudiar en Alemania | DW | 28.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Estudiar en Alemania

Contra el olvido: estudiar el Holocausto

Los regímenes totalitarios no son cosa del pasado. Por eso es importante transmitir las lecciones de la historia a las próximas generaciones. ¿Cómo? Por ejemplo, con un máster sobre el Holocausto, ofrecido en Berlín.

default

El tema del nazismo es una cuestión muy difícil para los alemanes: durante años se discutió si erigir un monumento a las víctimas del Holocausto en la capital germana. Más de 2700 planchas de hormigón del artista Peter Eiseman se pueden visitar desde 2005. Las lápidas recuerdan el asesinato de los judíos de Europa durante la dictadura nazi.

¿Cómo se transmiten hoy esos horrorosos sucesos históricos para que no caigan en el olvido? De eso se encarga la carrera máster “Holocaust Communication and Tolerance” en el College Touro de Berlín, una universidad privada estadounidense con muchas sucursales. Sólo en Estados Unidos, el centro cuenta con 23.También las hay en Moscú, Berlín, París y Jerusalén. El gerente del instituto berlinés, el catedrático Andreas Nachama, habló con la Deutsche Welle sobre esta excepcional carrera.

Deutsche Welle:¿Por qué se fundó esta carrera en el College Touro de Berlín, donde se cursan normalmente estudios de economía?

Andreas Nachama

El catedrático Andreas Nachama.

Andreas Nachama: Poco después de la inauguración del monumento a las víctimas del Holocausto, el fundador del Touro College, Bernard Lander, rabino estadounidense y profesor de sociología en Berlín vio el monumento y dijo: “Meaningless concrete blocks”… Y al contrario que estos “bloques de hormigón carentes de significado”, él quería hacer algo con sentido.

Bernard Lander pensaba que sería interesante para estudiantes de Estados Unidos cursar “Holocaust Studies” en Berlín, donde están las fuentes y archivos, haciendo hincapié en cómo transmitir el Holocausto de manera adecuada a inmigrantes y a otras personas procedentes de otras culturas.

¿Qué materias ofrece el estudio?

La carrera contiene dos componentes principalmente. Uno de ellos es lo que se haría en cualquier otra carrera de historia contemporánea: analizar el transcurso de la historia con hechos y fuentes. El segundo es comprobar a través de pequeños estudios qué se hace con la herencia del terror nazi.

El semestre pasado, por ejemplo, fuimos con los estudiantes a los lugares de resistencia y persecución eclesiástica en Berlín, y vimos las casas Bonhoeff y Niemöller y con qué conceptos se trabaja allí. Los futuros egresados presentaron sus trabajos escritos y ahora siguen incluso investigando y elaboran sugerencias que ponemos a disposición de esos lugares. Así podrían mejorar o completar sus presentaciones.

Holocaust Mahnmal in Berlin Deutschland Flash-Galerie

Monumento a las víctimas del Holocausto, en Berlín.

Usted es gerente director de la fundación “Topografía del terror”, rabino de la sinagoga en Berlín, decano y profesor universitario de la carrera “Holocaust Communication and Tolerance”. Es decir, tiene una perspectiva muy amplia y desde dentro de la comunidad judía. ¿Se deberían corregir con esta carrera quizás puntos de vista que se tiene desde fuera?

Creo que no. No se puede corregir nada, al final sólo se puede documentar cosas. Uno puede hacer sugerencias, y la gente lo entiende a su manera. Pienso que los hechos hablan, por regla general, por sí mismos. Cuando uno ve lo que sucede en países donde no se controla a la policía o a la policía secreta de manera democrática, entonces se sabe que es lo que sucedió en el Tercer Reich y también se sabe que no sólo un grupo, los judíos alemanes y los judíos europeos, estaba en peligro, sino que todos potencialmente estaban en peligro.

¿Entonces quiere decir que la carrera no se creó porque haya omisiones, o había algo que corregir?

Creo que a Bernard Lander le extrañó que no hubiese una cátedra sobre el Holocausto en Berlín. Hay ahora una con Michael Wild en la Universidad Humboldt, pero sólo desde hace algo más de año y medio. Lander cree poder hacer algo en Berlín para los estudiantes berlineses o alemanes. El tenía la idea de que, a largo plazo, también los estudiantes estadounidenses pudiesen aprovechar esta oferta universitaria; tres semestres en EE UU y el cuarto en Berlín.

Autor: Gaby Reucher/Rosa Macías
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda