1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Conmemoran a los 43 de México

Familiares y amigos de los estudiantes de Ayotzinapa marcharon por Ciudad de México a 15 meses de la desaparición de los jóvenes.

A 15 meses de la desaparición de 43 estudiantes de la escuela rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, en México, los padres de los jóvenes se reunieron este sábado (26.12.2015) para realizar una procesión desde la Catedral Metropolitana del Zócalo del DF hasta la Basílica de Guadalupe, donde se realizó una misa. El objetivo, además de recordar a sus seres queridos, es mantener vivo el caso y presionar al gobierno para que acelere las investigaciones.

Felipe de la Cruz, portavoz de los padres, dijo a la prensa que “no vamos a descansar” hasta encontrar a sus hijos. “Aparte de la fortaleza que nos dan la sociedad y los ciudadanos, le recordamos a (el presidente, Enrique) Peña Nieto que el dolor no se puede superar”, afirmó De la Cruz. El caso fue investigado por la fiscalía mexicana, pero sus resultados fueron objetados por los padres. Expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos criticaron numerosos aspectos de la investigación, que debió retomarse.

“Son dos navidades que hemos pasado. En la primera, se lo recordamos (al presidente) en la residencia oficial. Ahora pusimos pinos en varias plazas del país con los rostros de los jóvenes, porque aún no podemos superar el dolor que él quiere que superemos y no vamos a descansar hasta encontrarlos”, apuntó De la Cruz. “Si (Peña Nieto) sigue apostándole al tiempo y al cansancio, no creo nos gane por ese lado, sino todo lo contrario”, agregó.

“Desesperante no saber”

De acuerdo con el testimonio de varios detenidos, los estudiantes fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 por el grupo criminal Guerreros Unidos, en alianza con policías municipales, por causas que siguen sin estar claras. En esa fecha hubo seis muertos, entre ellos tres estudiantes, y los policías supuestamente entregaron 43 jóvenes a los Guerreros Unidos.

La quema de los cuerpos fue sostenida durante un año por la Procuraduría General de la República (fiscalía general) como la “verdad histórica” de lo ocurrido, a partir de sus peritajes y los testimonios. Sin embargo, según los expertos las fotos y registros satelitales que forman parte del expediente permiten establecer que no hubo un incendio en el basurero. En la marcha de este sábado participaron cientos de personas. “Es desesperante no saber el paradero de nuestros hijos. Estamos luchando para que aparezcan con vida”, dijo a EFE Bernabé Abraham Gaspar, padre de uno de los jóvenes desaparecidos.

DZC (dpa, EFE)


DW recomienda