1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Confirman condena a muerte contra expresidente Mursi

Un tribunal de El Cairo confirmó hoy una condena a muerte contra el expresidente egipcio Mohamed Mursi, de 63 años, por su evasión de una cárcel. Amnistía Internacional calificó el juicio de "extremadamente injusto".

Los jueces consideraron probado que el expresidente islamista Mohamed Mursi organizó con ayuda del grupo palestino Hamas y del libanés Hizbolá a principios de 2011 una fuga de la cárcel durante los disturbios que terminaron con la destitución del presidente Hosni Mubarak. Toda sentencia de muerte es apelada de manera automática en Egipto.

Mursi fue el primer presidente elegido democráticamente en las urnas en Egipto en 2012, como candidato de los Hermanos Musulmanes, pero en julio de 2013 fue derrocado por los militares tras protestas masivas en su contra.

El tribunal mantiene así un fallo de mediados de mayo que fue criticado a nivel internacional y tras analizar también la recomendación del muftí, la máxima autoridad religiosa egipcia.

Audiencia fue pospuesta

La decisión iba a anunciarse en realidad a principios de junio, pero como el actual presidente, Abdel Fattah al Sisi, iba a realizar al día siguiente una visita a Alemania, la audiencia fue pospuesta hasta hoy.

El máximo líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, el expresidente del Parlamento Saad al Katatni y otros tres coacusados también fueron condenados a la pena de muerte.

En un caso relacionado que también se trató hoy, otros tres líderes de los Hermanos Musulmanes fueron enviados a la horca por conspiración con potencias extranjeras. Mursi y otros 16 acusados fueron condenados a cadena perpetua.

Mursi se mostró tranquilo e impasible en las imágenes que mostró la televisión, en las que se lo veía dentro de la cabina insonorizada de los acusados mientras el juez Shaaban al Shami leía el veredicto, en el que elogió las manifestaciones previas a la destitución del expresidente.

Los Hermanos Musulmanes califican el caso como una farsa política. También Amnistía Internacional (AI) calificó el juicio como "extremadamente injusto". Los cargos fueron presentados después de que el Ejército, al mando entonces de Al Sissi, depusiera a Mursi.

CP (efe, dpa)