1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Conferencia de Seguridad de Múnich: "Algo de claridad"

Wolfgang Ischinger, presidente de la Conferencia de Seguridad de Múnich, hizo un balance de la reunión de 2017. Algunas dudas sobre la administración de Trump han sido despejadas, dijo en entrevista concedida a DW.

DW: La conferencia incluyó términos como "post-Occidente o post-orden mundial" con un signo de interrogación. ¿Lo convencieron las palabras de los líderes de Estados Unidos en Múnich?

Wolfgang Ischinger: Solo en parte. La conclusión es que algunas interrogantes han sido respondidas, pero no todas. La incertidumbre sigue existiendo. Desde hace tiempo existen grandes dudas sobre las intenciones de Rusia en el plano internacional y sobre cómo poner fin a la guerra siria.

Ahora se suman las incertidumbres de lo que planea la administración de Trump acerca de Rusia, la OTAN y muchas otras más. Algunas de estas dudas han sido esclarecidas. Creo que podemos irnos a casa relativamente satisfechos de que se ha restablecido cierto grado de claridad.

A propósito de Rusia. En Múnich se trataron los casos rusos de piratería virtual y las campañas de desinformación con "noticias falsas".  ¿De qué herramientas dispone la comunidad internacional contra la militarización de los medios e Internet?

Permítanme decir una cosa refrescante que sucedió aquí durante esta conferencia: en Múnich tuvimos la oportunidad de ver cómo la democracia de EE.UU. y el sistema democrático siguen vivos y coleando. Tuvimos a senadores republicanos en el escenario que criticaron abiertamente a su propio presidente. Y tuvimos a senadores demócratas que, en realidad, no fueron tan críticos.

No vemos con mucha frecuencia a representantes rusos o chinos siendo tan abiertos al debate, a la controversia, y dispuestos a luchar democráticamente. Así que creo que el debate fue bueno.

Ahora, a su pregunta. Creo que las respuestas aún no están completas. Lo que quedó claro es nosotros mismos tenemos que defendernos. El punto de partida es la seguridad cibernética: nos preocupan los ataques a la red eléctrica, al suministro de agua, a las comunicaciones. Creo que tenemos que entender que nuestras instituciones democráticas y nuestros procesos electorales son parte de nuestra infraestructura.

En otras palabras, los ataques contra el Bundestag alemán o al Comité Nacional Democrático de Estados Unidos son ataques a la infraestructura y deben ser considerados como tales.

No podemos ignorarlos como algo leve que pasa. Esto es algo serio y así tenemos que tomarlo. El ministro ruso de Asuntos Exteriores (Sergey Lavrov) dijo que el gobierno ruso hizo sugerencias hace mucho tiempo sobre cómo trabajar juntos en estos temas, aunque no he tenido tiempo de corroborar hasta qué punto sea cierto. Si es posible incluir a Rusia en un esfuerzo serio, y de buena fe, para establecer reglas de comportamiento sobre lo que está permitido y lo que no en términos de manipulación, información falsa y ataques cibernéticos, creo que sería bueno.

 

DW recomienda