1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Condenan a soldado israelí que mató “por venganza”

Un tribunal militar israelí ratificó la condena de prisión impuesta al exsoldado Elor Azaria por haber matado a un atacante palestino que yacía en el suelo, herido y desarmado. El caso divide a la sociedad israelí.

Israel Militärgericht verkündet Strafmaß im Fall Asaria (picture-alliance/dpa/AFP/J. Guez)

El exsoldado israelí Elor Azaria.

Este domingo (30.7.2017), un tribunal militar rechazó la apelación de la defensa de condenado a un año y medio de prisión en febrero de 2017 por haber disparado y matado a un atacante palestino en la ciudad cisjordana de Hebrón. El palestino yacía en el suelo, herido, desarmado e inmóvil cuando recibió los disparos. Según esta corte, Azaria debe cumplir íntegra su condena.

El tribunal militar fundamentó su decisión en un vídeo de la ONG Betselem, que captó el suceso ocurrido el 16 de marzo de 2016 y el momento en que el soldado israelí disparó al palestino Abdel Fatah Al Sharif. Esas imágenes causaron gran conmoción en la sociedad israelí cuando se hicieron públicas. Los jueces analizaron el lenguaje corporal de Azaria y otras personas presentes e indicaron que no había signos de que el soldado se sintiera en peligro, como había aducido él, informó el canal 2 de la televisión israelí.

Además, los magistrados dijeron explícitamente que "no hay motivo para negar el procedimiento y conclusiones del tribunal militar –que juzgó a Azaria en febrero de 2017–, ya que el acusado no actuó por miedo al peligro sino motivado por la venganza”, informó el diario digital Times of Israel. El caso de Azaria provocó un encendido debate en la sociedad israelí, entre aquellos que no lo entendían como algo grave y los que instaban al tribunal militar a dar un castigo ejemplar.

El caso también agitó a la coalición gubernamental del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu –quien expresó un limitado apoyo al soldado– y llevó al cese del ministro de Defensa Moshe Yaalón –quien lo condenó sin atenuantes–, y su sustitución por Avigdor Liberman, líder del partido ultranacionalista Yisrael Beitenu. Durante la última vista en el juzgado el pasado mayo, el juez Zvi Segal pronosticó que cualquier veredicto iba a ser "problemático” ya que ya había voces que pedían clemencia para el soldado.

Al contrario de quienes consideran que una pena de 18 meses de prisión es poco para lo que hizo el exsoldado Azaria, personalidades como el ministro israelí de Educación y líder del partido ultranacionalista Habayit Hayehudí, Neftali Benet, han clamado porque se perdone al militar. El exsoldado ha estado detenido durante un año y cuatro meses, primero en una base militar y luego en su domicilio, según informó el diario israelí Haaretz.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda