1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Condenan a dos exparamilitares colombianos por masacre de 43 personas

La Justicia de Colombia condenó a 36 años de prisión a dos exparamilitares por haber asesinado a 43 personas y por ser culpables de desapariciones forzadas en 1990.

Paramilitares en Colombia. (Archivo).

Paramilitares en Colombia. (Archivo).

La justicia colombiana condenó a 36 años de cárcel a los dos exparamilitares Mario Alberto Álvarez Porras, alias "Macario" o "Roberto", y a Manuel Salvador Ospina Cifuentes, conocido como "Móvil Cinco" o "Juancho", por la masacre de 43 personas en 1990, informó hoy la Fiscalía.

Álvarez Porras y Ospina Cifuentes fueron condenados por 35 desapariciones forzadas agravadas, ocho homicidios agravados, tortura y terrorismo, si bien al acogerse a "sentencia anticipada" la pena les fue rebajada en un 40 %, según un comunicado de la Fiscalía.

Torturas y asesinatos

Los dos sentenciados formaban parte del grupo denominado "Los Tangueros" que estaba bajo el mando de Fidel Castaño, uno de los principales líderes de los paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Ese grupo irrumpió en el caserío Pueblo Bello, que forma parte del municipio antioqueño de Turbo, departamento de Antioquia (noroeste), y se llevó por la fuerza a las víctimas. Estas personas fueron acusadas por las AUC de colaborar con la guerrilla.

Esa misma noche los asesinos se dirigieron en tres camiones a la finca Las Tangas, ubicada en el municipio de Valencia (Córdoba) y propiedad de los hermanos Castaño, donde torturaron y asesinaron a todos los retenidos.

Tras varios años de búsqueda, la Fiscalía logró exhumar, identificar y entregar a sus familias los restos de ocho víctimas, entre ellos un menor de edad. Por esa masacre ya fueron condenadas otras 23 personas a sentencias que oscilan entre los 25 y los 60 años de prisión.

CP (efe, afp)

DW recomienda