1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Condena unánime al ataque de Westminster

Líderes de las comunidades cristiana, musulmana y judía oficiaron hoy una ceremonia ante la Abadía de Westminster para condenar el atentado que el miércoles causó en Londres cuatro víctimas mortales y unos 50 heridos.

El arzobispo de Canterbury, el anglicano Justin Welby, se declaró durante el acto celebrado este viernes (24.03.2017) "profundamente afectado" por la tragedia, rindió tributo a los afectados y declaró que "este es un triste momento de reflexión, pero también de determinación" contra el terrorismo. En un oficio en el que se guardó un minuto de silencio, el imam principal de la Mezquita Central de Londres, el suní Khalifa Ezzat, expresó su condena de "un acto en el que se asesinó a personas inocentes".

"A esos criminales no deberíamos ligarlos con el islam porque el islam, como todas las religiones, llama a la paz, la coexistencia y la tolerancia", afirmó. El chií Mohammed Al-Hilli expresó por su parte sus condolencias "a las familias de las víctimas" por el "atroz y espantoso ataque", que la policía atribuye a un británico de 52 años que nació bajo el nombre de Adrian Russell y más tarde lo cambió a Khalid Masood cuando se convirtió al islam.

Telegrama de Francisco

El rabino ortodoxo Ephraim Mirvis, jefe de la Congregación Unida de Hebreos de la Commonwealth, subrayó que el terrorismo "busca la división", pero los londinenses "están mostrando" su "fortaleza" y su capacidad de "enfrentarse al terror" tras el ataque. El quinto líder religioso en la ceremonia, el arzobispo católico de Westminster, Vincent Nichols, resaltó que ayer recibió un mensaje del papa Francisco en el que deseaba el "bienestar" y la "paz" para los británicos.

Francisco remitió un telegrama al arzobispo en el que se mostraba "profundamente apenado por la noticia de la pérdida de vidas y las lesiones causadas por el ataque en el centro de Londres". El terrorista atropelló con un vehículo todoterreno a la multitud que caminaba por el puente de Westminster y apuñaló mortalmente después a uno de los agentes que custodiaba la entrada del Parlamento británico, antes de ser abatido por los agentes.

MS (dlf/efe)

DW recomienda