1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

México

“Comercio y derechos humanos deben tener el mismo estatus”

En México hay leyes magníficas en el papel, pero desafortunadamente no se aplican en la vida cotidiana, dijo Bärbel Kofler, delegada del gobierno alemán para la Política de Derechos Humanos y Ayuda Humanitaria.

En el marco de una visita oficial a México, la doctora Bärbel Kofler, delegada del gobierno alemán para la Política de Derechos Humanos y Ayuda Humanitaria, viajó a la ciudad de Oaxaca, donde además de reunirse con funcionarios públicos y organizaciones de la sociedad civil, visitó una cárcel de mujeres.

 

Más información:

-Estudio: México es el segundo país más violento del mundo

-México rechaza título de “2° país más violento del mundo”

 

"Ahí vi que ser pobre, ser indígena y mujer es una combinación que no permite el acceso a la justicia. Hablé con una señora que lleva 6 años en prisión sin sentencia y sin que se le haya respetado su presunción de inocencia”, afirmó Kofler. "En el papel hay muchas leyes de avanzada, como la abolición de la tortura o el que nadie deba estar en prisión sin una condena, pero la realidad es otra. En la prisión que visité, tres cuartas partes de las reclusas no tienen condena. Se necesita mucha capacitación y un cambio de mentalidad en la impartición de justicia”, sostuvo.

Kofler se encontró con periodistas, a quienes mostró su preocupación por la magnitud de las agresiones a los comunicadores en México, así como por las estadísticas de la organización Reporteros Sin Fronteras, que lo sitúan como el país más peligroso para el ejercicio del periodismo en regiones que no están en guerra. "A la par que los defensores de derechos humanos, están en la línea de fuego”, comentó.

La delegada alemana añadió que "es inadmisible que se quiera suprimir la libertad de expresión y acceso a la información matando a periodistas. Cada asesinato debe investigarse a fondo y concluir con una sentencia a los perpetradores. Si se intenta esconder los casos bajo la alfombra y no hay consecuencias, solo aumentará la impunidad. Tengo la impresión de que en lugar de investigar como se debe, se buscan pretextos. La impunidad debe ser denunciada una y otra vez”.

Ver el video 01:18

México: madres que buscan a sus hijos

Acuerdos comerciales y DD. HH.

A juicio de la especialista, para mejorar la situación en México hay que reforzar e implementar el estado de derecho. "Desde fuera, como actores externos no lo podemos hacer. México está trabajando en ello, está avanzando y no debe dar la impresión contraria. Nosotros podemos apoyar, contribuir con nuestra experiencia, capacitando personas e instituciones”, afirmó con diplomacia, en conversación con DW.

¿Hay alguna manera de que Alemania presione a México para que cumpla con los acuerdos internacionales firmados en materia de respeto a los derechos humanos?

No usaría el término presionar. Cada país debe encontrar su propio camino. En Alemania estamos discutiendo –no solo para el caso de México– que en los tratados comerciales, los derechos humanos sean tomados en cuenta. Desde mi personal punto de vista, los derechos humanos deben tener más importancia y las relaciones económicas deben basarse en ellos. Comercio y derechos humanos deben tener el mismo estatus. Todos salen beneficiados cuando en un tratado comercial se reconoce la importancia de los derechos humanos.

Sin embargo,  la historia nos muestra que la violación de los derechos humanos garantiza un margen mayor de ganancia a las empresas.

Tenemos que cambiar eso. La Organización de las Naciones Unidas tiene lineamientos en materia de economía y derechos humanos muy claros.

Plan de Economía y Derechos Humanos

La experta en derechos humanos y ayuda humanitaria hizo también referencia al recién aprobado Plan Nacional de Economía y Derechos Humanos en Alemania, que establece que cualquier empresa germana que se establezca en otro país tiene que respetar los derechos humanos, independientemente de la legislación local o de las prácticas y del Estado de Derecho del país huésped.

"No se puede permitir que las empresas hagan dumping social, es decir, que no respeten los estándares salariales, sociales, medioambientales y que provoquen una espiral hacia abajo, un círculo vicioso” reiteró la experta. "No es posible que a costa de los derechos humanos haya ganancias. Al contrario, las violaciones a ellos deben tener consecuencias financieras. Tenemos que trabajar para que quienes ofrezcan las mejores condiciones para el medio ambiente y para los seres humanos, hagan los mejores negocios”.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema