1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Comentario: ¿Finalmente adulto?

Con 18 años uno adquiere la mayoría de edad, según lo estipulan las leyes alemanas. Felix Steiner se pregunta si 18 años después del 3 de octubre de 1990 Alemania ha adquirido la mayoría de edad.

default

La Alemania unificada es muy distinta a sus ciudadanos de la misma edad. Estos últimos suelen festejar la mayoría de edad con fiestas estruendosas. Los festejos del Día de la Unidad Alemana por el contrario resultan tímidos y sencillos. La capital del país puede llamarse Berlín, pero su cumpleaños se festeja en otra parte. El año pasado en Schwerin, el año entrante en Saarbrücken, este en Hamburgo, una de las ciudades alemanas que por lo menos aparecen en todo mapamundi. Pero no es por eso que el décimo octavo aniversario de la unidad alemana se festeje en Hamburgo sino por el hecho de que la ciudad hanseática preside, por el momento, la presidencia de los estados federados tal cual lo dicta el federalismo alemán.


Los festejos en Hamburgo no son una manifestación centralizada con discursos programáticos y pueblo jubiloso. Tampoco hay desfile militar como en otras democracias europeas en donde es lo más común. En Hamburgo se celebra una simple y alegre fiesta popular, en la que los colores de la bandera, negro, rojo, y dorado no son los colores dominantes. Junto a la bandera nacional ondea igual de alto la bandera roji blanca de Hamburgo, así como la azul amarilla de Europa. El negro, rojo y dorado son colores que portan los alemanes cuando juega su equipo nacional de fútbol. Pero esperar un mar de banderas en una fiesta nacional. ¡Nada!


Estas son observaciones que contradicen todos los pronósticos que preveían con la unificación de 1990 una nueva catástrofe alemana. Los que temían el renacimiento del nacionalismo alemán y que incluso advertían de un „Cuarto Reich“. Los que tenían miedo de que el país más poblado en el corazón de Europa y la economía más fuerte de la Unión Europea no se diera por satisfecho con esto. Sino que en detrimento de sus vecinos y socios en la Unión Europea quisieran expandir su poderío e influencia cada vez más; o en resumen: que quisieran la hegemonía de Europa.


Todos estos temores resultan infundados. ¿Por qué? Porque el 3 de octubre de 1990 no se consumó una reunificación en el sentido de que se retomaran las tradiciones de 1945. Se creó el 3 de octubre de 1990 un Estado alemán unido en primera instancia por las experiencias de la catástrofe alemana de 1933 hasta 1945 y los recuerdos de una guerra devastadora. Un Estado que hasta el día de hoy le cuesta mucho decidirse a enviar tropas armadas fuera de su territorio, a Afganistán, a los Balcanes u a otra parte. Se ha desarrollado desde 1945 una sociedad alemana que ha aprendido que el bienestar necesita paz y que un incremento del bienestar sólo puede darse en cooperación con sus socios y no en su contra.


No, la Alemania actual no es un adolescente de 18 años al que los vecinos deban temer. La Alemania actual es una Alemania adulta.