Comentario: Alemania llora por Tugce | Alemania | DW | 01.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Comentario: Alemania llora por Tugce

Alemania ha ganado una heroína y, al mismo tiempo, perdido a una joven llena de vida. El país sufre por la turco-alemana Tugce. Su brutal muerte no fue en vano, opina Verica Spasovska.

Tugce, la valiente estudiante con raíces turcas, pagó con la vida su acción por los más débiles. Intervino en defensa de unas chicas indefensas que eran acosadas por unos matones y se convirtió ella misma en víctima. Tugce murió el día de su cumpleaños número 23, la noche del viernes 28 de noviembre, como consecuencia de la brutal paliza que le propinaron. Y toda Alemania se entristeció por esta chica valiente, joven y alegre. Toda Alemania se inclina ante ella en señal de respeto.

Verica Spasovska, de DW.

Verica Spasovska, de DW.

La tarde de su muerte había cientos de personas frente al hospital en Offenbach participando en una vigilia, hasta que las máquinas que mantenían los órganos de Tugce con vida finalmente fueron apagadas. Cientos de miles manifestaron en las redes sociales su simpatía y admiración, e incluso el impacto llegó al mundo de la política. El presidente de Alemania, Joachim Gauck, no solo les escribió a los padres de Tugce para expresar su consternación por la muerte, sino que además analiza la posibilidad de entregarle a la chica una Orden al Mérito póstuma por su valentía.

El caso Dominik Brunner

La horrible muerte de la joven recuerda a otro caso parecido, que impactó a Alemania hace cinco años. Aquella vez, el hombre de negocios Dominik Brunner intentó proteger a cuatro escolares indefensos de dos matones que terminaron golpeándolo a él. El hecho de que su acción para proteger a los desamparados le costara la vida inició una discusión de varias semanas en Alemania sobre el precio y el sentido de estas acciones ciudadanas.

Entonces, como ahora, uno puede preguntarse cómo actuaría si presenciara que otros, indefensos, están en peligro. ¿Tendría la valentía para intervenir y exponerme a peligros mayores? Entonces, como ahora, la mayoría opina parecido: es correcto intervenir, incluso cuando el precio de esa acción puede ser muy elevado. El caso de Dominik Brunner fue rápidamente olvidado y desapareció de los titulares. ¿Pasará lo mismo con Tugce? ¡Esperemos que no! Porque entre los paralelos que podemos hacer entre ambas trágicas muertes, acá hay un factor nuevo que juega un rol totalmente distinto: la tragedia de Tugce nos da la posibilidad de cambiar la mirada negativa que existe con respecto a los inmigrantes.

Los inmigrantes integrados que necesita Alemania

Con demasiada frecuencia, la discusión sobre los inmigrantes en Alemania se centra en los casos problemáticos, en los marginados, en aquellos que no quieren integrarse y viven en un mundo paralelo. Nuestra heroína tenía raíces turcas. Nos encontramos ante una mujer que quería ser profesora y estaba interesada en integrarse a la sociedad. Ante una estudiante que apelaba a una convivencia pacífica entre todos. Ante una integrante del mayor grupo de personas con raíces extranjeras que hay en Alemania, que contribuyen de forma significativa al desarrollo del país.

De un grupo, además, del que Alemania se ha beneficiado en gran medida: demográfica, económica y culturalmente. Esto es confirmado por numerosos estudios. Pero los datos, los números y los hechos pierden su capacidad de influir, pierden su fuerza, cuando se contrastan con casos como el de Tugce, una chica joven, hermosa, valiente, turco-alemana, que desde ahora ocupa un lugar en el corazón de los alemanes.