1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Combates en Irak, miles huyen de Mosul

Más de 170 milicianos de Estado Islámico han muerto en los choques con el Ejército de Irak y sus aliados solo esta jornada.

Unas 8.000 personas han escapado del oeste de la ciudad iraquí de Mosul ante el recrudecimiento de la violencia tras el avance de las fuerzas del Ejército, que buscan expulsar de la urbe a los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico. De acuerdo con la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), hay graves carencias en las zonas ya liberadas, especialmente de agua potable. Mucha gente está agotada y deshidratada.

El portavoz de la Comandancia de las Operaciones Conjuntas, general Yehia Rasul, dijo este martes (28.02.2017) a la agencia de noticias EFE que las fuerzas iraquíes avanzan deprisa, tras la liberación de los barrios occidentales de Al Maamun y Al Tayarán. Las tropas de Bagdad y sus aliados también han recuperado la planta eléctrica de Al Yarmuk, y han seguido progresando hacia el Ayuntamiento y el Consejo de la provincia de Nínive.

Ver el video 01:37

Quedarse en Mosul o escapar: nada es seguro

Mientras los enfrentamientos continúan, cientos de familias se dirigen hacia el sur de la ciudad, controlado por las fuerzas gubernamentales. "Están agotados, muchos de ellos heridos como consecuencia de los bombardeos", aseguró a EFE Um Omar, de 42 años, que consiguió llegar a la zona de Al Aqrab con cinco de sus hijos, dos de los cuales sufrieron heridas leves en un bombardeo en el que ella también fue herida.

Bombardeos con drones

Solo este martes al menos 173 yihadistas han muerto, según un comunicado del jefe de operaciones del Ejército iraquí en la provincia de Nínive, Abdelamir Rashid Yaralá. "Los caminos están llenos de cadáveres de combatientes del Estado Islámico porque nuestras fuerzas han matado a cientos de ellos", agregó el general Yehia Rasul, aunque no ofreció cifras concretas.

El general indicó que los extremistas intentan frenar el avance de las fuerzas iraquíes, que lanzaron su ofensiva el 19 de febrero, colocando barricadas y barreras de hormigón, explosivos y coches bomba, además de túneles y francotiradores. Según el portavoz, el EI también centra su defensa en los ataques con mortero y aviones no tripulados, equipados con bombas. Reconoció que con estos drones, los yihadistas han logrado causar numerosos muertos y heridos en las filas de las fuerzas iraquíes, y aún más entre los civiles.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema