1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia restablece visitas de negociadores de las FARC a campamentos rebeldes

Las visitas fueron suspendidas el pasado 18 de febrero por orden del presidente colombiano, Juan Manuel Santos. En aquella ocasión, acusó a al jefe negociador "Iván Márquez" de haber violado las reglas del juego.

El Gobierno colombiano autorizó hoy a las FARC a reanudar las visitas de carácter informativo a sus campamentos para explicar a los guerrilleros los avances del proceso de paz, actividad que había sido suspendida por orden presidencial hace dos semanas.

"De acuerdo con estrictos protocolos, el Gobierno Nacional autoriza visita de las FARC para pedagogía exclusivamente con sus filas", señaló la delegación de paz del Ejecutivo. Según la información, "los protocolos firmados por las partes no permiten eventos con la población civil ni presencia de medios de comunicación" en estas actividades. "Por razones de seguridad sitios de las visitas no serán revelados", agregó el comunicado.

Las visitas fueron suspendidas el pasado 18 de febrero por orden del presidente colombiano, Juan Manuel Santos. El motivo fue un acto público en Conejo, caserío del departamento caribeño de La Guajira, en el que participaron delegados de las FARC en los diálogos de paz, encabezados por su jefe negociador, Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez", en compañía de guerrilleros fuertemente armados.

Chef der FARC Luciano Marin Arango in Conejo Kolumbien

Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez", en la ciudad de Conejo.

"En la última visita, el grupo encabezado por 'Iván Márquez' ha violado las reglas de juego acordadas de no tener trato con la población civil y mucho menos participar con hombres uniformados y armados en un evento público con la comunidad", dijo entonces el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle. Días después la Defensoría del Pueblo denunció que los guerrilleros, armados con fusiles de asalto, no solo se pasearon por las calles de Conejo sino que además estuvieron en un colegio donde estudian más de 200 niños y adolescentes.

Esta actividad de las FARC causó un amago de crisis en los diálogos de paz que se celebran en Cuba desde hace más de tres años, pero el incidente se dio por superado una semana después con el regreso de los negociadores de la guerrilla a La Habana.

En una reunión celebrada el pasado sábado en la capital cubana, las partes ajustaron "los protocolos para pedagogía" y ayer reiniciaron los diálogos de paz con la intención de alcanzar en la fecha prevista, el próximo 23 de marzo, un acuerdo que ponga fin a más de medio siglo de conflicto armado.

JC (EFE, Reuters)


DW recomienda