Colegio electoral estonio no pudo elegir nuevo presidente | Europa al día | DW | 24.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Colegio electoral estonio no pudo elegir nuevo presidente

Los 335 miembros del colegio electoral reunido este sábado (24.09.2016) en Tallín, la capital de Estonia, no fueron capaces de designar a un nuevo presidente para el país, lo que abre una crisis política que deberá despejar en dos semanas el Riigikogu, el Parlamento nacional. Ninguno de los candidatos consiguió la mayoría suficiente en las dos votaciones celebradas en el colegio electoral, convocado después de que a finales de agosto se celebraran en el Parlamento tres votaciones fallidas para designar al sucesor del socialdemócrata Toomas Hendrik Ilves.

En la última votación, el excomisario europeo Siim Kallas, miembro del liberal Partido Reformista, consiguió 138 votos, mientras que el jurista independiente Allar Jõks, respaldado por la formación de centro-conservadora Unión Pro Patria y Res Publica y por el Partido Libre (Vabaerakond), logró 134.

Ninguno se hizo con la mayoría -al menos 167 votos- de los miembros del colegio electoral que participaron en la votación, que emitieron alrededor de 60 votos en blanco o no válidos también contabilizados. En declaraciones a los medios locales, Kallas consideró que el voto del colegio electoral genera "una crisis para Estonia” y avanzó que no se presentará de nuevo como candidato ante el Riigikogu, que debe reunirse en catorce días para elegir al nuevo presidente.

El colegio electoral, compuesto por los 101 diputados y 241 representantes de locales, había recibido el encargo de elegir al presidente después de que ninguno de los aspirantes al cargo, de carácter fundamentalmente representativo, lograra el mes pasado el apoyo de los tercios del Parlamento (68 votos).

En la primera ronda celebrada este sábado, los candidatos más votados fueron Kallas y Jõks, que pasaron a la segunda vuelta. Fuera quedaron otros tres aspirantes, entre ellos Marina Kaljurand, que dimitió este mes como ministra de Exteriores de Estonia para luchar por la Presidencia del país. Kaljurand sólo reunió 75 votos, a pesar de que era la candidata con más apoyo popular, el 40 por ciento, según una reciente encuesta. Política independiente, era apoyada por el Partido Socialdemócrata, aunque también recibió el respaldo del Partido Reformista de Kallas cuando fue elegida ministra de Exteriores en junio de 2015.

Jõks, en declaraciones recogidas por la radiotelevisión pública estonia, se mostró decepcionado por el fracaso en la designación de un nuevo presidente para Estonia y señaló, como su competidor Kallas, que no tenía intención de someterse a más votaciones. Abogado de éxito y antiguo canciller de justicia, una figura similar al defensor del pueblo, se probable que regresa al sector privado. (EFE)