1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Cinco condenados a muerte por asesinar a mineros en China

Tres de ellas serán ejecutados, mientras que otros dos conmutaron sus penas por cadena perpetua y otros cinco cómplices pasarán entre 3 y 15 años en prisión.

Un tribunal de la ciudad noroccidental china de Yinchuan ha condenado hoy (29.09.2015) a muerte a cinco personas por asesinar a otros tantos mineros para fingir que habían sido víctimas de accidentes laborales y cobrar una indemnización simulando ser sus familiares, informó la agencia oficial Xinhua.

Los cinco condenados a muerte, de los cuales dos conmutaron su pena por cadena perpetua, y otros cinco cómplices, que recibieron penas de entre 3 y 15 años de prisión, asesinaron a los trabajadores dentro de pozos hulleros entre los años 2010 y 2013 en tres minas del centro-norte del país, zona en la que se concentran los principales yacimientos chinos de carbón.

Tras golpearlos con piedras, palas o martillos, los agresores negociaron con dueños de las minas indemnizaciones por un valor total de 2,3 millones de yuanes (360.000 dólares).

China, el mayor productor de carbón a nivel mundial, lleva años sufriendo problemas de seguridad laboral en un sector claramente falto de regulación. Sólo el último año, 931 personas perdieron la vida en accidentes en minas de carbón en el país. Sin embargo, diversos grupos pro derechos humanos consideran que la cifra debe ser considerablemente más alta debido a la falta de información en los medios de comunicación.

Szenenfoto aus dem Film Blind Shaft oder Mang Jing

Fotograma de la película "Blind Shaft", del director chino Li Yang, ganadora del Oso de Plata en Berlín en 2003.

“Blind Shaft”

El modus operandi de este grupo criminal era casi idéntico al argumento de la célebre película china "Blind Shaft", dirigida por Li Yang en 2003 y que ese año obtuvo un Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín.

Otros casos similares se dieron en las minas chinas en años pasados, en un reflejo la dura vida de un sector en el que además cientos de trabajadores mueren cada año en accidentes tales como explosiones de gas grisú, inundaciones o desprendimientos.

En 2009 se descubrió una red que traficaba con enfermos mentales a los que asesinaban en minas de carbón para luego extorsionar a los propietarios de los yacimientos, también en busca de indemnizaciones.

JC (EFE, AFP)