1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

¿Ciencia o guerra?

El lanzamiento de un satélite iraní motiva numerosos comentarios sobre los motivos del régimen de Teherán.

default

Lanzamiento del satélite iraní.

El Berliner Zeitung escribe al respecto, desde la capital alemana: „Irán alcanzó este logro pese al embargo decretado por la ONU. Si las sanciones no conducen a ningún lado, y si Occidente teme por los cohetes, satélites y posibles bombas atómicas iraníes, entonces debe promover un diálogo con Irán. Esto será posible solamente si el resultado de tales negociaciones –parar los procesos de enriquecimiento de uranio- no es al mismo tiempo una precondición para sentarse a la mesa.”

¿Ventajas científicas?

En Viena, el diario conservador Die Presse previene sobre los aspectos militares del programa de satélites iraniés, y dice: “Puede concederse a Irán la suposición de que sus nuevos satélites le acarrean numerosas ventajas de orden científico. Aún así, el asunto tiene implicaciones militares. Esto es particularmente alarmante viniendo de un régimen que amenaza con la destrucción de Israel y del cual se sospecha que intenta fabricar bombas atómicas. Quien lanza cohetes al espacio, también está en posición de dotarlos de otro cargamento que no sea satelital. Pero lo que mayor indignación desata es otro aspecto: el Gobierno invierte millones en un proyecto destinado a darle prestigio, mientras que la población vive por debajo de sus posibilidades. Los mulás dejaron pasar los tiempos de la alta cotización petrolera sin modernizar el país. La inflación y el desempleo lo devoran todo. Los sucesores de Komeini se han especializado en poner los recursos en el sitio equivocado.”

No es suficiente

El acontecimiento es visto del siguiente modo por el Tages-Anzeiger, de Zúrich, Suiza: “El presidente Ahmadineyad afirmó que el lanzamiento promoverá ‘el monoteísmo, la paz y la Justicia'. Pero el resto del mundo, y en especial Estados Unidos e Israel, deben interpretarlo de otro modo; en el mejor de los casos como un inocuo juego de poder; y en el peor, como una amenaza directa. El mandatario iraní señaló que tendría ‘paciencia' con la nueva administración de Obama. Esto no es suficiente. Irán debe acercarse a Estados Unidos tan despojado de prejuicios como sea posible. Sólo si Teherán ve la nueva política exterior estadounidense como oportunidad, podrá esperarse que se produzca una distensión en la región.”

Dudas sobre los motivos

Finalmente, el Daily Telegraph de Londres también arroja una mirada a este asunto: “En el lanzamiento de un satélite se instala siempre un objeto redondo en la punta. Es un procedimiento que no se diferencia mucho si se trata de una bomba nuclear. Irán tiene energía suficiente gracias a su programa de enriquecimiento de uranio de tal modo que, según opinan los expertos, pronto estará en posición de fabricar su propia bomba atómica. Teherán asegura que sus intenciones son pacíficas. Pero Occidente tiene serias dudas sobre sus verdaderos motivos.”

DW recomienda