1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Chica alemana, miliciana de Estado Islámico, entre posibles capturadas

Entre las 20 milicianas de Estado Islámico (EI) capturadas en un túnel bajo Mosul el 15 de julio, habría una o más mujeres alemanas. Indicios apuntan a que, por lo menos, una es una joven de Dresde convertida al Islám.

Perfil de chica alemana, posiblemente capturada en Mosul

Perfil de chica alemana, posiblemente capturada en Mosul

Unidades antiterroristas iraquíes detuvieron el sábado pasado a veinte mujeres que combatían para la milicia terrorista Estado Islámico (EI) en un túnel del casco antiguo de Mosul, pocos días después de la liberación de la ciudad.

El túnel secreto fue descubierto debajo del barrio de Quleiat, en la Ciudad Vieja, escenario de recientes enfrentamientos pese al anuncio oficial de una "completa liberación" de la ciudad realizado el lunes pasado.

"Las mujeres tenían armas y cinturones explosivos destinados a atacar a tropas iraquíes", dijo a dpa Haidar al-Araji, oficial de las unidades antiterroristas.

Lo que hubiera pasado casi desapercibido entre las muchas capturas, ha impactado en Alemania porque hay fuertes indicios de que, al menos, una de las mujeres terroristas, es una joven germana. 

Aunque sus identidades aún no han sido establecidas ni reveladas, el 15 de julio había trascendido que entre el grupo de mujeres arrestadas habría cinco ciudadanas de Alemania, entre ellas, una chica proveniente de Dresde, además tres de Rusia, tres de Turquía, dos de Canadá y una de Chechenia. También de Libia y Siria (seis en total), precisó Al Araji.

Chica alemana convertida al Islam entre posibles capturadas

Un oficial de la Fuerzas Antiterroristas de Irak dijo al diario capitalino Die Welt, que, en efecto, "hay indicios de una  chica alemana de 16 años, residente de Pulsnitz,  cerca de Dresde, sería una de las milicianas capturadas en un sistema de túneles en Mosul”.

La chica desapareció en el verano de 2016, poco después de haberse convertido al Islam. "Se están investigando nuevos hallazgos hechos por la policía del estado federal de Sajonia”, dijo el respectivo fiscal en jefe Lorenz Haase a dpa y agregó que "si ella (la joven) reaparece y es identificada plenamente,  las investigaciones se reasumirán”.

La chica entró en contacto con reclutadores de la organización terrorista a través de chats en Internet. La fiscalía de Dresde había abierto una investigación por presunta "preparación de un grave acto sedicioso contra el Estado, pero fue archivado, debido a su desaparición”.

JOV (dpa, DieWelt, N24)

 

DW recomienda