1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Chelsea Manning: hombre, mujer, traidor, heroína

Desde 2010, Chelsea Manning estaba en prisión y fue condenada por revelación de secretos de Estado a 35 años de cárcel. ¿Quién es la informante de Wikileaks, a la que el presidente Obama le condonó la pena?

Chelsea Manning

Chelsea Manning

Ella destapó la verdad, denunció crímenes de guerra y fue promotora de la primavera árabe. Sin ella, Obama no habría ordenado la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán e Irak. Una heroína, así ven sus partidarios a Chelsea Manning. "Una mujer muy inteligente y tan sensible que no merece pasar décadas tras las rejas”,  dijo sobre Rainey Reitman de la Red de Apoyo Chelsea Manning.

"Él es un traidor", dicen, por otro lado, aquellos que condenan la divulgación de documentos secretos de Estados Unidos y no reconocen que desde 2013 Bradley Manning no quiere vivir como hombre, sino como lo que se siente, mujer.

"Asesino colateral"

Manning, hija de un estadounidense y una británica, pasó su infancia y adolescencia en Oklahoma y Gales. En 2007 se enroló en el Ejército de Estados Unidos. En 2010, Bradley Manning, estacionado en Bagdad, tomó una decisión trascendental. Siendo especialista en informática debía evaluar documentos para el Ejército de Estados Unidos y como tenía acceso a la información descargó unos 700.000 documentos secretos para pasárselos a Wikileaks. Entre los papeles había mensajes de todas las embajadas de Estados Unidos en el mundo, informes de tortura por parte de las fuerzas de ocupación estadounidenses en Irak y sobre las condiciones de detención en el campo de prisioneros de Guantánamo.

Un video, en especial generó estupor en todo el mundo. En 2010 se conocieron imágenes de un crimen sucedido en julio de 2007, en el que se muestra cómo soldados asesinan a 11 civiles, entre ellos a dos periodistas de Reuters en Bagdad, desde un helicóptero estadounidense de combate. Una prueba que Wikileaks publicó bajo el título "Asesino colateral. Asesinato colateral". Los documentos de Manning revelan las despiadadas acciones del Ejército de EE.UU. y de cómo funciona la inescrupulosa política exterior que practican algunos diplomáticos estadounidenses.

¿Por qué lo hizo? En un chat con el hacker Adrian Lamo el 25 mayo de 2010 Manning expresó sus motivos: "Quiero que la gente sepa la verdad. Sin información, los ciudadanos no pueden tomar decisiones basadas en la realidad". Bajo el alias de "bradass87", Manning le había escrito por el servicio de AOL cinco días antes a Lamo y le había confiado que él era quien había enviado la información a Wikileaks.

En el protocolo del historial de chat con Lamo se lee que Manning se sentía profundamente solo en ese mundo militar plagado de machismo, ignorancia y ganas de dispararle con el arma a todo el que fuera diferente. Y como si fuera poco, Manning le confió a Lemo su incertidumbre de si era hombre o mujer.

Desnudo y aislado en una celda

Pocos días más tarde, Manning fue detenido y llevado a un centro de detención en  Kuwait. Lamo denunció a Manning al FBI y el Ejército de Estados Unidos. ¿Lo que siguió? Once meses desnudo y aislado en una celda en Virginia, con una cama sin almohada y sin manta, obligado a presentarse desnudo frente a su celda.

Luego fue reubicado en Kansas con mejores condiciones de detención. En 2013 Manning fue condenado por 19 de los 21 cargos imputados, incluyendo cinco de "espionaje". Aunque fue absuelto de "ayudar al enemigo", lo que hubiera significado la pena de muerte.

La juez militar Denise Lind la condenó entonces a 35 años en prisión. Una clara advertencia a todos los que revelan lo que el gobierno de Estados Unidos quiere mantener en secreto. No habrá piedad para los informantes. ¿O sí? El presidente Obama le redujo la pena a Manning en 28 años.

Bradley, el pequeño y pálido soldado metido en un uniforme demasiado grande, se convirtió oficialmente en Chelsea. En 2014 un tribunal aprobó su cambio de nombre. Tras un intento de suicidio, el Ejército le permitió a su reclusa someterse a una terapia hormonal. Chelsea Manning recuperará la libertad el 17 de mayo y abandonará los muros de Fort Leavenworth con una fascinante historia aún por contar.

DW recomienda