Chavistas marchan contra amenaza de sanciones de Estados Unidos | América Latina | DW | 15.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Chavistas marchan contra amenaza de sanciones de Estados Unidos

Decenas de miles de partidarios del gobierno venezolano marcharon en Caracas en rechazo a las sanciones que Estados Unidos amenaza con imponer a funcionarios acusados de violaciones de derechos humanos.

Vistiendo el rojo simbólico del oficialismo, los simpatizantes del gobierno se manifestaron en Caracas.

Vistiendo el rojo simbólico del oficialismo, los simpatizantes del gobierno se manifestaron en Caracas.

Vistiendo el rojo simbólico del oficialismo, los simpatizantes del gobierno partieron desde siete puntos de Caracas hacia la céntrica avenida Bolívar, donde fue instalada una tarima para el discurso del presidente Nicolás Maduro, quien convocó la manifestación.

"Que agarren su visa y se la metan por donde tienen que meterse la visa de los Estados Unidos, insolentes yanquis del Norte", dijo Maduro, desde el estrado, a la marea de seguidores. "Al pueblo de Bolívar no lo sanciona nadie en esta tierra", agregó enfundado en una casaca amarillo, azul y rojo de la bandera de Venezuela.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la semana pasada una ley para imponer sanciones a varios funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro por supuestas violaciones de los derechos de manifestantes durante los tres meses de protestas a principios del año.

La norma, que espera la rúbrica del presidente Barack Obama, considera negar visas y congelar activos de varias decenas de funcionarios involucrados en las supuestas violaciones durante las protestas por la elevada inflación, escasez y delincuencia, que dejaron 43 fallecidos. Se desconoce la lista oficial de quienes serán sancionados, aunque se filtraron algunos nombres, que incluyen a varios jefes militares y dirigentes políticos. La Casa Blanca, que al principio se había mostrado reticente a aplicar sanciones, ha dejado claro que no bloqueará la legislación.

Insolentes yanquis del Norte llamó Maduro a los legisladores estadounidenses.

"Insolentes yanquis del Norte" llamó Maduro a los legisladores estadounidenses.

Aniversario de la Constitución Bolivariana

La llamada “marcha antiimperialista” de este lunes coincidió con los 15 años de la aprobación en consulta popular de la Constitución bolivariana, que cambió el nombre del país a República Bolivariana de Venezuela. El vicepresidente Jorge Arreaza llamó a los asistentes a celebrar el aniversario de la Constitución, que calificó como la "herramienta más hermosa que nos legó el (fallecido) comandante Hugo Chávez". El funcionario señaló que la Constitución bolivariana es digna de celebrarla, pues hizo visibles a los pobres y a los de "piel oscura".

Como otros miembros del Gobierno socialista de Maduro, Arreaza rechazó las acusaciones y amenazas de Washington. "Esta es una demostración de independencia, de soberanía, vamos a enviarle una bulla a Obama y a los gringos que pretenden sancionarnos porque quieren nuestro petróleo", afirmó el vicepresidente venezolano y agregó que los "gringos tienen que saber, como dijo el comandante Chávez, parafraseando al Che Guevara, si nos amenazan los gringos saldrán mil Vietnam, aquí, en la república bolivariana de Venezuela, no pasan".

"Mala señal"

En otro punto de la ciudad, el jefe de la Asamblea Nacional (Congreso), Diosdado Cabello, dijo que si la oposición de derecha en Venezuela hace fiesta con las sanciones aprobadas por el Congreso de Estados Unidos, "nosotros estamos obligados a estar rodilla en tierra, fusil al hombre y bayoneta calada en defensa de Venezuela". Cabello agregó que "nosotros estamos marchando como patriotas, chavistas y socialistas, para decirle a los gringos 'go home', sal de la tierra de Simón Bolívar".

Cabello recalcó que el imperio estadounidense envía una "mala señal con estas posibles sanciones", pues "demuestra el desespero porque la derecha que tiene aquí no sirve para nada y tienen que actuar los gringos. A la derecha le digo que no hay balas que sólo matan chavistas, no hay bombas que matan sólo chavistas. Para los gringos, los daños colaterales de sus invasiones no existen. No se alegren tanto porque esta amenaza del gobierno norteamericano es también contra ustedes", alertó y agregó: "Siéntanse orgullosos quienes están es la lista de sancionados. Saldrán millones a decir que a Venezuela se respeta", indicó.

Desde que Chávez asumió el poder, en 1999, las relaciones entre Venezuela y Washington se fracturaron. En el más reciente impasse, a fines de febrero, Maduro expulsó a tres funcionarios de la embajada de Estados Unidos acusándolos de financiar la ola de protestas. Días más tarde, Estados Unidos hizo lo propio con tres diplomáticos venezolanos en su país. Desde el 2008, cuando Chávez expulsó al embajador estadounidense, ambos países carecen de jefes diplomáticos y sus relaciones están al mínimo.

Los intercambios verbales entre ambas naciones llevaron a Venezuela a amenazar con cortar el suministro de petróleo hacia Estados Unidos -su principal mercado de exportación-, pero nunca ha cumplido su advertencia.

RML (dpa, reuters)