Cerca de 300 mil niños podrían morir por desnutrición en Venezuela | América Latina | DW | 25.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Cerca de 300 mil niños podrían morir por desnutrición en Venezuela

Caritas ha declarado la emergencia humanitaria en Venezuela, ante la falta de alimentos y medicinas.

Susana Rafalli, representante de Cáritas (organización no gubernamental), alertó sobre la grave situación que viven los venezolanos que ha escalado de la crisis de alimentos a la emergencia humanitaria.

En un encuentro con la prensa extranjera, el médico infectólogo, Julio Castro, miembro de ´Médicos por la Salud´, presentó una radiografía de la crítica situación hospitalaria y el aumento de enfermedades y epidemias, que están diezmando a los venezolanos de manera silenciosa.

Lea también:

Venezuela busca arreglo en República Dominicana

Venezuela: la crisis humanitaria que se expande en América Latina

Unos 4,5 millones de venezolanos comen una vez al día y a veces cada dos días, dicen los especialistas.  Y el 80 por ciento de los 30 millones de habitantes solo come dos veces al día.

La cantidad y calidad de los alimentos ha bajado debido a la crónica escasez de los productos y la inflación.

Caritas atiende a la población más pobre y vulnerable de cuatro estados: Distrito Capital (Caracas), Vargas, Miranda y Zulia, cuyo déficit nutricional es de 70 por ciento y el 8 por ciento de los niños presenta una desnutrición grave.

Retardo en el crecimiento

Semanalmente mueren entre 5 y 6 niños por desnutrición.  La proyección de Rafalli es que 280 mil niños puede morir por desnutrición. “La desnutrición infantil grave ha llegado al 15 por ciento en el pasado mes de agosto, por lo que declaramos la emergencia humanitaria.  Y el 33 por ciento de la población infantil ya presenta retardo en el crecimiento.  Este daño, tanto físico como mental, les acompañará toda su vida, es irreversible”.

En tanto, Julio Castro, corrobora las cifras de Rafalli y señala que la mortalidad materna entre 2006 y 2016 presentó un incremento interanual de 10 por ciento, pero en el último año se disparo en un 65 por ciento debido al hambre y a la falta de medicinas y atención médica.  Por su parte, la mortalidad infantil ha crecido en un 25 por ciento cada año debido principalmente a la desnutrición.

Además, Castro dijo que el déficit de medicamentos básicos como las vacunas, antibióticos, anxiolíticos, antivirales, supera el 98 por ciento. El 63 por ciento de los hospitales públicos no tiene agua potable, el 51 por ciento no tiene camas para operaciones, el 64 por ciento no tiene fórmulas lácteas para los bebés y el 71 por ciento de los hospitales se encuentran cerrados por falta de materiales.

“El problema es que el régimen de Nicolás Maduro mantiene oculta la información oficial del ministerio de Salud, para no reconocer que la crisis pica y se extiende”.

La organización Cáritas de Venezuela registró hasta abril del año en curso que la desnutrición en la población infantil del país se ubica en 11,4%, cifra que supera los estándares internacionales establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

PG/MN  (ABC internacional, Efe)

DW recomienda