1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Catar abre proceso de disputa comercial contra Arabia Saudí, Bahrein y Emiratos

Catar solicitó a la OMC abrir un proceso de consultas en el marco de una disputa comercial con Arabia Saudí, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos por el bloqueo comercial al que lo sometieron esos tres países.

Según confirmó este martes (1.08.2017) el servicio de comunicación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), los cataríes alegan que las restricciones comerciales establecidas por Riad, Manama y Abu Dhabi violan las reglas establecidas por la OMC, órgano que rige el comercio mundial.

A partir de ahora, las partes implicadas en la disputa tienen 60 días para dirimir sus diferencias y llegar a un entendimiento.

Si no lo hacen, Catar tiene derecho a pedir que se establezca un panel de expertos en el marco del Órgano de Resolución de Controversias. Esta solicitud puede ser bloqueada una vez, pero se establecerá automáticamente con una segunda petición.

El panel de árbitros estudiará el asunto y dictará una sentencia que puede ser recurrida por cualquiera de las partes en conflicto ante el Órgano de Apelación.

Seguridad nacional, ¿una excusa?

El problema en este caso recae en que Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos y Emiratos Árabes Unidos ya han admitido públicamente que las sanciones que han impuesto a Catar se basan en la defensa de su propia seguridad nacional.

El artículo XXI del Acuerdo General sobre Tarifas y Comercio (GATT) establece la posibilidad de no aplicar las normas de la OMC apelando a la seguridad nacional.

Esa institución, y muchos de los miembros que la componen, temen que el argumento de la seguridad nacional se use como una excusa para imponer, o amenazar con implementar, medidas de restricción al comercio que están prohibidas.

El artículo se ha usado en el pasado en algunas ocasiones, como durante las guerra de Las Malvinas y en el embargo estadounidense contra Nicaragua, entre otras ocasiones, pero nunca se ha empleado en un caso ante el sistema de controversias.

Si se estableciera un panel para dirimir el tema y se diera razón al país que recurre al artículo XXI, el caso abriría la puerta a que todos los miembros de la OMC puedan incumplir la normativa argumentando esa disposición.

CP (efe, rtr)

DW recomienda