1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Turquía

Caso Yücel: ¿qué puede hacer Alemania?

El periodista germano-turco Deniz Yücel se halla en prisión preventiva en Estambul. ¿Qué puede hacer Alemania para proteger a su ciudadano?

"Alemania puede convocar al embajador y entregar notas diplomáticas, pero, desde el punto de vista del derecho internacional, tiene las manos atadas. Es un tema político”, dice Ulrich Battis, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Humboldt, de Berlín. "El objetivo debe ser llegar a un acuerdo diplomático de tal forma que ambas partes puedan salvar la cara”, agrega.

En forma similar estima la situación Thomas Giegerich, especialista en Derecho Europeo e Internacional: "Será difícil hacer presión sobre Turquía invocando razones de derecho internacional. Todo apunta a una solución de diplomacia silenciosa”. No obstante, Giegerich cree que el Gobierno alemán tiene la posibilidad de llamar a Turquía a observar el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos. "Pienso que lo hará, sin duda”, dice Giegerich, que, no obstante, ve la libertad de prensa hoy en Turquía más amenazada que nunca: "Que los periodistas invoquen la libertad de prensa se transforma cada vez más en un comando suicida”.

Turquía ocupa el lugar 151 de 180 países en el mundo en el ranking de libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras (RsF). Y mucho no va a cambiar en el futuro próximo. Mientras que el caso Yücel es algo singular para Alemania, en Turquía es común que un periodista incómodo para las autoridades sea detenido.

150 periodistas encarceladas

Según RsF, actualmente se hallan encarcelados en Turquía 150 periodistas, de los cuales por lo menos 49 están detenidos en relación directa con sus actividades informativas. Para RsF, la decisión de enviar a Yücel a prisión preventiva es una clara señal: las autoridades turcas quieren intimidar también a los corresponsales extranjeros.

Yücel se presentó el 14 de febrero voluntariamente ante la Policía para responder preguntas, pero de inmediato fue detenido. Según el periódico alemán "Die Welt”, para el que trabajaba Yücel, se lo acusa de agitación y propaganda terrorista. La prisión preventiva puede durar en Turquía hasta cinco años.

Yücel utilizó material del grupo de hackers "Redhack”, que a mediados de septiembre publicó correos electrónicos supuestamente de Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Recep Tayyip Erdoğan, el presidente turco. Pocos medios osaron entonces informar sobre esos explosivos mails. Yücel fue uno de los pocos periodistas que sí se animaron.

También en el seno del Gobierno del AKP, el partido turco de Gobierno, la detención de Yücel es vista críticamente. Mustafa Yenerglou, político turco-germano del AKP, dijo a la agencia alemana de prensa DPA en Estambul: "Sin conocer los detalles y por lo que puedo inferir de los informes, pienso que el concepto de propaganda fue interpretado en forma excesivamente laxa”.

¿Declive económico de Turquía?

Los medios de comunicación especulan también con que Alemania podría ejercer presión económica sobre Ankara. El reconocido semanario "Der Spiegel” dijo recientemente que Ankara ha solicitado ayuda a Alemania para frenar el eclipse económico de Turquía. Mehmet Simsek, vice primer ministro, habló sobre ello con Wolfgang Schäuble, ministro de Hacienda de Alemania, agrega "Der Spiegel”.

El trasfondo es una muy posible bancarrota de Turquía. Expertos del Banco Berenberg predicen la insolvencia del Estado turco. En un informe escribe el banco: "Turquía se halla en una frágil situación, por no decir crítica, tanto política como económicamente. Contamos con un claro declive de la economía turca en los próximos años”. Si ello puede mejorar la situación de Deniz Yücel a corto plazo, es, sin embargo, dudoso.

Autor: Carsten Grün