1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Caso Gürtel: la conexión latinoamericana

Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno español, declarará este miércoles (25.07.201) como testigo en el caso de corrupción Gürtel. Lo que pocos saben es que la red también tenía tentáculos en América Latina.

Spanien Francisco Correa (picture alliance/dpa/J. J. Guillen)

Francisco Correa, el "cerebro" de la trama Gürtel: quería solicitar la residencia en Colombia o Venezuela.

Hace casi una década estalló  el "caso Gürtel", una red de corrupción política vinculada al Partido Popular, que operaba fundamentalmente en Madrid y Valencia. Cabeza de la red era el empresario Francisco Correa, cuyo apellido (Correa puede traducirse como "Gürtel" al alemán) dio nombre al caso, sin tener relación alguna con ese idioma.

Otros "cerebros" de la trama y hombres de confianza de Correa eran Álvaro Pérez Alonso, apodado "El Bigotes", Pablo Crespo y Antoine Sánchez. El grupo está acusado de haber sobornado a personas en entidades públicas, ayuntamientos y comunidades autónomas en Madrid, Valencia y Galicia. A cambio, a la red le era concedida la organización de eventos públicos y actos políticos. Además, los sobornados le ayudaban a eludir disposiciones legales en materia urbanística y medioambiental que pudieran afectar sus negocios inmobiliarios.

De esa forma, Francisco Correa llegó a acumular una fortuna de unos 40 millones de euros, según un informe de la Agencia Tributaria de España, basado en datos recabados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía. En 2007, al estallar el caso, Correa y sus secuaces tenían 1,7 millones de euros en España. El resto se hallaba en cuentas e inversiones en el exterior. En Suiza y Mónaco, pero también en América Latina.

Más información:

Cárcel para responsables de Gürtel, mayor caso de corrupción de España

España: primeras condenas en caso de corrupción del PP

Ministra española de Sanidad dimite por "caso Gürtel"

En Colombia, Correa tenía en Cartagena de Indias una casa valorada por la Agencia Tributaria en casi 350.000 dólares y cuatro apartamentos. Además, una participación en diversas sociedades en ese país y Estados Unidos por unos 2 millones de dólares.

Empresario colombiano, dispuesto a cooperar

El empresario colombiano Miguel Uriel Hernández Chavarro, detenido en 2010 por su presunta relación con la red, se manifestó dispuesto a cooperar con las investigaciones, entregando documentación para ayudar a esclarecer las actividades económicas de Francisco Correa en Colombia y Venezuela.

Según consta en informes policiales, Hernández Chavarro era uno los directores del Grupo Empresarial Energing, que formaba parte de la estructura societaria con la que la trama desviaba fondos al exterior. Energing se dedicaba a la comercialización de energía eléctrica y productos derivados, operando en Colombia, Panamá, EE. UU. y Venezuela.

Según la UDEF, Hernández Chavarro, "una persona muy importante dentro de la estructura empresarial de Correa en el exterior", recibía a través de sus empresas transferencias de dinero de Correa, camuflándolas como inversiones de capital.

Proyectos e inversiones en América del Sur

Hernández Chavarro fue también socio de José Ramón Blanco Balín, exvicepresidente de la petrolera Repsol-YPF, otro de los imputados en el caso 'Gürtel', con quien trabajó "en proyectos efectuados conjuntamente en Sudamérica", agrega la UDEF.

Uno de los proyectos en los que, según el empresario colombiano, Correa quiso participar fue un plan de fibra óptica para las líneas de transmisión de energía presentado a las autoridades de Cuba, aunque el negocio no "cuajó" por la "incapacidad económica del Gobierno cubano".

Otro de los imputados en el caso con los que se relaciona a Hernández Chavarro es Carlos Clemente Aguado, "el colombiano", exviceconsejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid, que actualmente reside en Colombia y tiene la nacionalidad de este país. Según el juez Ruz, que lleva la causa Gürtel, Clemente "adjudicaba a la organización de Francisco Correa Sánchez irregularmente contratos (…), obteniendo de este último un conjunto de contraprestaciones en metálico". La Fiscalía solicita para Clemente Aguado diez años y medio de cárcel.

Según se comprobó en conversaciones telefónicas interceptadas por la Policía, Hernández Chavarro pidió también a Correa que Clemente utilizara sus contactos con la Alcaldía de Bogotá para influir en nombramientos de directivos en empresas del sector energético colombiano.

Correa quería la residencia "en Colombia o Venezuela"

Las investigaciones policiales también arrojaron indicios de la implicación de Hernández Chavarro en los intentos de Correa por conseguir el permiso de residencia en Colombia o Venezuela, quizás avizorando ya lo que se le venía encima.

Hernández Chavarro ha reconocido, efectivamente,­­­­­­ que Correa le había manifestado querer obtener la residencia en un país que no fuera el suyo, porque nunca había pagado impuestos en España y eso era un "tema penal muy serio". Además, el propio Correa dijo en audiencias del tribunal: "He ganado mucho dinero fuera de España; en Colombia, no con el narcotráfico; en Venezuela…", aunque sin especificar cuánto.

Un total de 312 periodistas de 83 medios de comunicación, 21 de ellos extranjeros, entre ellos de México y Colombia, se han acreditado para cubrir la declaración como testigo este miércoles del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el juicio de Gürtel, que estará rodeada de fuertes medidas de seguridad.


DW recomienda